Viernes 25 de Noviembre de 2022 | Matutina para Jóvenes | Cómo recibir un milagro

Jóvenes noviembre 21, 2022
Escuchar el Post
Tiempo de lectura: 2 minutos

Cómo recibir un milagro

«Y Dios hacía grandes milagros por medio de Pablo, tanto que hasta los pañuelos o las ropas que habían sido tocados por su cuerpo eran llevados a los enfermos, y estos se curaban de sus enfermedades, y los espíritus malignos salían de ellos». Hechos 19: 11, 12

En un libro titulado Cartas que los niños le escriben a Dios encontré una pregunta seria. La hizo un niño, pero yo la he hecho muchas veces, así que la considero bien adulta. Seymour: «Querido Dios, ¿por qué hiciste todos esos milagros en la antigüedad y no haces ninguno en la actualidad?». Esta pregunta cobra importancia cuando leemos el pasaje de hoy. ¿Por qué no hay hoy en día tantos milagros, especialmente cuando más los necesitamos? ¿Cuánto hace que no experimentas un milagro en tu vida?

Un milagro es una situación, un fenómeno o una acción que no puede explicarse a partir de los principios naturales. Para recibir un milagro en nuestra vida tenemos que prepararnos. Los milagros no ocurren porque sí. Cuando Jesús estaba sobre la tierra, hubo muchos enfermos que nunca sanaron, quizá porque nunca se prepararon para estar en el lugar donde Jesús estaba, nunca se pusieron en el camino por donde él pasaría. ¿Cómo recibir un milagro en nuestra vida, en nuestro hogar, en nuestros estudios, en nuestros planes y aspiraciones?

Quiero llamar tu atención al único milagro que aparece en todos los evangelios: la alimentación de los cinco mil (Mateo 14: 13-21; Marcos 6: 34-37; Lucas 9: 10-17; Juan 6: 1-13). Creo que se repite porque tiene algo que enseñarnos sobre los milagros: en primer lugar, nos enseña la importancia de admitir nuestra necesidad. Allí es donde comienza tu milagro. Los discípulos se acercan a Jesús y le dicen: «Señor, no han comido». Para que ocurra un milagro en nuestra vida, en primer lugar tenemos que reconocer delante de Dios que tenemos una necesidad: mi noviazgo/mi matrimonio se está acabando, mis estudios están perdidos, mis planes no se concretan, quiero ser diferente.

En segundo lugar es necesario realizar un inventario. Jesús preguntó: «¿Qué tienen a mano?» (ver Marcos 6: 38). Él va a trabajar con lo que tienes, de manera más especial. Y en tercer lugar, trabajará con lo que le entreguemos. Todos conocemos la historia del niño que entregó su merienda, y esa entrega hizo posible el milagro. Por último, es necesario que seas parte del milagro. Los discípulos fueron quienes repartieron los panes y los peces, y el milagro ocurrió en sus manos. Muchas veces queremos que Dios haga por nosotros lo que él quiere hacer a través de nuestras manos.

Hoy @Jesús desea realizar un milagro en tu vida. Él te dice: «Reconoce tu necesidad, realiza un inventario, entrégame lo que tienes y prepárate para ser parte del milagro».

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Síguenos en los medios sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja un comentario