Un desayuno nutritivo y una receta

Tiempo de lectura: < 1 minuto

El desayuno ideal es aquel en el que por lo menos tenemos en nuestro plato tres frutas diferentes. Y recuerda… Las frutas se comen primero y luego lo demás.

Galletitas de Hierbas
2 vasos de agua fría
2 cebollas medianas
1 diente de ajo, o más, si desea
1/2 vaso de aceite (prefiera el de oliva)
5 tazas de harina integral
Sal a gusto
Harina blanca, la que se necesite para dar consistencia
Hierbas frescas a gusto (puerro, salvia, hojas de apio, cebolla de verdeo, orégano, perejil, albahaca, etc.)

Preparación:
Bata en la licuadora el agua, le cebolla y el ajo.

Coloque ese líquido en un recipiente y adicione la sal, el aceite y las hierbas picaditas. Añada la harina integral, poco a poco, revolviendo siempre.

Si es preciso, adicione harina blanca hasta que todo quede bien homogéneo.

Amase con el palo de amasar hasta que la masa quede bien fina y colóquela en el molde untado.

Con un cuchillo, cuadricule la masa y póngala en el horno hasta dorar.

Aprendemos una gran lección cuando nos damos cuenta de nuestra relación con Dios, y su relación con nosotros. Las palabras: «No sois vuestros, porque habéis sido comprados por precio» (1 Corintios 6:19, 20), deben grabarse permanentemente en nuestra memoria, para que siempre reconozcamos el derecho que Dios tiene sobre nuestros talentos, nuestra propiedad, nuestra influencia, nuestra individualidad personal. Hemos de aprender cómo tratar este don de Dios constituido por la mente, el alma y el cuerpo, para que, como posesión comprada por Cristo, podamos realizar un servicio saludable y grato para él.

CRA 66.1

Loading

Más por Explorar

¿Quieres Saber más de nosotros?

ÚNETE A LA FAMILIA