Un centro misionero en la sala de espera del médico adventista

Blog noviembre 3, 2021
Escuchar el Post
Tiempo de lectura: 4 minutos

Iniciativa alienta a los profesionales de salud para que comparan de manera explícita sus valores bíblicos.

31 de octubre de 2021 | Indian Wells, California, Estados Unidos | Por: Marcos Paseggi, Adventist Review
Las salas de espera de los médicos y dentistas rara vez producen sentimientos de comodidad, cariño o solaz. Para muchos pacientes, es causa de sentimientos de inquietud y aprehensión.

En las salas de espera de los profesionales adventistas de salud, sin embargo, puede que eso cambie pronto. Una nueva iniciativa encabezada por el experimentado evangelista y partidario de la vida sana Mark Finley está animando a los profesionales médicos adventistas a que usen sus consultorios para hacer más explícitos su misión y valores. Finley compartió los elementos novedosos de la iniciativa, en la noche de apertura de la conferencia de la Red Adventista de Evangelismo Médico (AMEN, por sus siglas en inglés), en Indian Wells, California, Estados Unidos, el 28 de octubre de 2021.

“Una de las funciones de AMEN es brindar recursos para los médicos, dentistas y el personal médico [adventista]”, explicó Finley. Como parte de ello, AMEN preparó hace poco un recetario médico diferente de cualquier otro.

“Reconozco que los recetarios médicos son parte del pasado en algunos consultorios médicos”, reconoció Finley. “Pero este es un recetario único”.

A primera vista, el recetario se parece a cualquier otro. Pero este lleva el título: “Receta médica de Jesús, el Médico de los médicos”. Cita 3 Juan 2, donde el apóstol Juan escribió: “Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas y que tengas salud, así como prospera tu alma”. En la parte de abajo, el recetario médico cita a Isaías 40:29, donde dice: “Él da esfuerzo al cansado y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas”.

Finley sugirió varios usos que puede darse al recetario médico. “Se le puede escribir un mensaje personal, incluida una breve nota espiritual con un versículo bíblico”, dijo. “También se puede escribir una ‘receta’ práctica sobre estilo de vida. Por ejemplo, ‘Juan, tu presión sanguínea está elevada. Haz ejercicio cinco veces a la semana, caminando treinta minutos por vez’”, dijo Finley, y añadió: “Sentimos que este recetario médico será realmente útil para el personal médico [adventista]”.

Una sala de espera modelo

Otro elemento de este nuevo énfasis para ayudar a que los profesionales de salud compartan su fe y valores es cambiar la manera en que ellos ven sus salas de espera, ayudándolos a ser más deliberados a la hora de compartir lo que creen aun antes de siquiera hablar con el paciente.

“La pregunta clave que les preguntamos a los médicos [adventistas] es: ‘¿Refleja su sala de espera su misión y valores?”, dijo Finley.

Explicó que una de las cosas que los líderes de AMEN han hecho este año es armar una sala de espera modelo, con al menos tres cosas que Finley denominó “elementos claves para crear un ambiente espiritual”.

En primer lugar, mencionó la salud y las publicaciones espirituales de alta calidad. “Pueden ofrecer varias revistas y pequeños libros que tratan de temas de salud. También, revistas o folletos espirituales”, dijo. La idea es que las publicaciones en las salas de espera de los profesionales adventistas de salud reflejen los valores bíblicos.

Finley entrevistó a David Otis, un experimentado odontólogo adventista que se ha propuesto compartir publicaciones inspiradoras en su sala de espera. Otis contó que cuando adquirió y abrió su consultorio dental, lo primero que él y su esposa hicieron fue dedicarlo al Señor. “Nos arrodillamos en el medio de la sala de espera […] y oramos”, dijo. También colocaron un exhibidor para publicaciones. “Cada vez que llenamos el exhibidor, hacemos lo mismo: nos arrodillamos, y dedicamos esas publicaciones, [orando] para que caigan en las manos correctas, y para que las personas sean bendecidas”.

Otis reconoció que la mayoría del tiempo, no esperan saber o ver los frutos de su ministerio de publicaciones. “Pero”, dijo, “los mensajeros silenciosos de recursos llenos de verdad en esa sala [pueden ayudarnos] a alcanzar a otros para Cristo”.

Letreros alentadores, obras de arte inspiradoras

Un segundo elemento que sugirió Finley son los letreros. “Coloquen letreros alentadores [en sus salas de espera] que digan mucho respecto de por qué existimos”, dijo.

Uno de los letreros especiales diseñado pensando en los médicos adventistas expresa: “Nuestro compromiso: Usted es más que una estadística. Es un ser humano creado con potencial ilimitado y altamente valorado por Dios. Su bienestar es nuestra principal prioridad”.

Los organizadores de la Red Adventista de Evangelismo Médico (AMEN) armaron una sala de espera modelo para animar a los profesionales de salud a que la usen como un lugar para dar a conocer explícitamente sus valores y misión. [Fotografía: Marcos Paseggi, Adventist Review]

“Hay varios de estos letreros”, explicó Finley. “Entonces, cuando un paciente está en la sala de espera, puede ver cuáles son nuestros valores. Son frases breves, positivas y muy, muy alentadoras”.

Otro mensaje expresa: “Siga sonriendo: es bueno para la salud”, y cita a Proverbios 17:22, donde el rey Salomón escribió: “El corazón alegre es buena medicina”. Un tercero expresa: “Las elecciones saludables marcan una diferencia. La salud es un don. Atesórela. Escoja vivir en forma saludable cada día”.

Finley explicó: “Los letreros están diseñados para inspirar; están diseñados para alentar; están diseñados para motivar a nuestros pacientes hacia una mejor salud”.

Un tercer elemento incluido en la sala de espera modelo son las obras de arte, dijo Finley. “Cuelgue obras de arte inspiradoras, que muestren a los pacientes que allí trabaja un profesional piadoso: cuadros de médicos y escenas médicas que sean alentadores para el paciente. Por ejemplo, un cuadro bien conocido de un consultorio dental en el que Jesús está asistiendo al profesional”, señaló. “Esto puede ayudar para que el paciente sepa que este es un médico piadoso que cree que el Señor lo está guiando, relacionándose con él y en control de los resultados que produzca”.

En general, dijo Finley, los profesionales adventistas de salud tienen que proponerse reflejar sus valores y misión en sus consultorios, algo que él denominó “arquitectura temática”. “Es incorporar en la arquitectura de su consultorio o instalaciones su misión, de manera que para donde uno mire, haya una imagen que refleje los valores y los principios cristianos”, dijo. De esa manera, una sala de espera apagada puede llegar a ser un lugar “que inspira, enseña y eleva el espíritu”.

Traducción de Marcos Paseggi

Te invitamos a unirte a nuestro grupo de Telegram – https://bit.ly/AD-TE o a nuestro grupo de WhatsApp – https://bit.ly/AD-WA. Allí tendrás noticias, recursos descargables, podcasts y mucho más.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Síguenos en los medios sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja un comentario