Todo adventista, un evangelista

Tiempo de lectura: 3 minutos

La formación y estructuración de la Iglesia Adventista del Séptimo Día siempre estuvo asociada al evangelismo público. La enciclopedia Elena White declara que “La visión de Elena de White sobre el evangelismo era holística. El evangelismo no debe solamente alcanzar a las personas; también incluye realizar el discipulado de manera plena, preparándolas para la venida de Jesús”. [1]

Hoy, los desafíos son mayores para el evangelismo público. Conversamos sobre el tema con el pastor Rafael Rossi, evangelista de la sede sudamericana de la Iglesia Adventista desde noviembre de 2021. Nacido en Sao Paulo, Rossi se graduó en Teología en el Centro Universitario Adventista de Sao Paulo (UNASP), con una posgraduación en consejería y una maestría en teología pastoral. Actualmente cursa el doctorado en Ministerio en la Universidad Andrews. Es también el nuevo presentador de los programas Arena do Futuro y Descifrando el Futuro, ambos divulgados por la TV Novo Tempo y Nuevo Tiempo respectivamente.

Rossi fue evangelista de la Asociación Paulista do Vale y de la Unión Central Brasileña, sede administrativa de la denominación para todo el Estado de Sao Paulo. En 2012, fue llamado a la sede sudamericana adventista, donde actuó como secretario ministerial asociado, director de Comunicación, Asuntos Públicos y Libertad Religiosa. Está casado con la profesora Ellen de Souza Rossi y tienen dos hijas: Giovana y Mariana.

Nuevos desafíos

¿Cuáles son los nuevos desafíos en términos de métodos, materiales y abordajes que hay para el evangelismo público que tradicionalmente realiza la Iglesia Adventista del Séptimo Día?

Vivimos tiempos de profundos cambios, especialmente por la pandemia y la revolución tecnológica a que fuimos expuestos. Hacer evangelismo significa adaptación constante al tiempo y lugar. La esencia del mensaje predicado no cambia, pero la forma como predicamos el evangelio debe estar conectada a la situación. Hay principios fundamentales para la misión. La búsqueda del crecimiento con calidad (discipulado) y en cantidad (todo el mundo). Más que con iglesias llenas, soñamos con un cielo lleno, por eso la forma como predicaremos ayudará a las personas a tener una experiencia profunda con Dios.

Participación personal

Usted ha hablado sobre la idea de que cada adventista sea un evangelista. ¿Qué significa exactamente ese concepto?

Esa es la meta principal de las escuelas de evangelismo. Queremos ayudar a cada adventista a ser un evangelista. Y el abordaje no se limita a un tipo específico de don. Ser evangelista es estar constantemente en misión, usando los dones y talentos personales para el servicio. Una creencia no compartida se debilita, y en algunos casos, hasta queda olvidada. Pablo dice en Romanos 10:9 que los que abren su boca para confesar a Jesús como Señor serán salvos. La aplicación más común hecha de evangelismo es predicar para salvar a otros, pero Pablo dice que el que predica se salva. Mantenerse evangelizando es la mejor forma de permanecer en Cristo. Mientras preparo a otros para el Cielo me estoy preparando.

Preparación para el bautismo

Una evaluación crítica al evangelismo público cuestiona la falta de preparación de algunas personas bautizadas. ¿Cómo ve el área de Evangelismo Público de la sede sudamericana adventista ese tipo de cuestionamiento?

Tengo una gran preocupación con la preparación de los candidatos al bautismo. Por eso, enfatizo que el evangelismo no es un evento, sino un proceso. Toda campaña tiene por lo menos tres etapas: preparación, proclamación y conservación. Para la preparación, uno de los principales materiales que se está presentando en las escuelas de evangelismo es el paso a paso titulado Doce semanas para impactar su iglesia, y tiene una secuencia de actividades para que las iglesias desarrollen. La proclamación involucra la predicación fundamentada con firmeza en la Biblia. Para la conservación, las campañas de evangelismo deben estar conectadas al Ministerio Personal y a los Grupos pequeños para recibir a los recién convertidos e integrarlos en la misión.

Tecnología digital

¿Y en cuanto al evangelismo y el uso de la tecnología digital, para fortalecer la predicación del evangelio en las redes sociales, plataformas virtuales y sistemas como el Metaverso?

El futuro de la iglesia será 100% digital y 100% presencial. O sea, caminamos a una integración entre estar en línea y fuera de línea. La Iglesia Adventista es históricamente conocida por su pionerismo en el uso de la tecnología para la predicación del evangelio. Entendemos la urgencia de nuestra predicación. Donde es posible contactar a las personas y presentarles el mensaje de salvación, la Iglesia marca presencia. Me gusta pensar que Internet no es una red de máquinas, sino una red de personas que usan máquinas para conectarse. Necesitamos personalidad y humildad en el uso de lo digital para conectarnos a las personas. Tenemos un potencial enorme de misión y no podemos desperdiciar las oportunidades.

Referencias:

[1] Enciclopedia de Elena de White, Verbete Evangelismo, p. 903.

Loading

Más por Explorar

¿Quieres Saber más de nosotros?

ÚNETE A LA FAMILIA