SALMO 81 – 26 JULIO 2023 Atentos a su Palabra – Biblia

Tiempo de lectura: 2 minutos

CLAVE DEL ÉXITO: ESCUCHAR LA VOZ DE DIOS Y ANDAR POR SUS CAMINOS

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR:

“Si mi pueblo tan sólo me escuchara,

si Israel quisiera andar por mis caminos”.

SALMO 81:13

COMENTARIO HISTÓRICO DE SALMOS 81

El salmo 81 fue escrito para ser cantado durante la pascua, o la fiesta de los tabernáculos, ya que ambas son esencialmente recordatorios del éxodo. El poema se inicia con la frase de alabanza: Cantad con gozo a Dios, fortaleza nuestra; al Dios de Jacob aclamad con júbilo”; luego, justifica que debemos alabar a Dios por sus grandes proezas.

El salmista presenta dos desafíos para tener éxito en todas las áreas de la vida: escuchar la voz de Dios y andar en sus caminos:

1) ESCUCHAR A DIOS.- La forma inequívoca de escuchar la voz de Dios es por medio de la lectura de la Biblia. Por esta razón, el primer desafío de cada día es escuchar el mensaje que Dios trae para nuestras vidas. No cometamos la osadía de salir de nuestros hogares sin la dirección divina, no nos arriesguemos a vivir un día, sin conocer el mensaje de Dios para cada día, que la Biblia sea la lámpara que guíe nuestros pies y que sea la lumbrera que ilumine nuestro camino”;

2) ANDAR EN SUS CAMINOS.- Así como los niños cuando comienzan a dar sus primeros pasos no desean que se los agarre, de la misma manera, cuando somos adultos, rechazamos que Dios nos dirija por sus caminos. Aceptemos esta amonestación divina: “Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar, porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos” (Isaías 55:7-9).

CITA SELECTA

“La Palabra del Dios viviente no es solamente escrita, sino también hablada. La Biblia es la voz de Dios que nos habla, tan ciertamente como si pudiésemos oír con nuestros oídos. Si comprendiésemos esto, ¡con qué reverencia abriríamos la Palabra de Dios, y con qué fervor escudriñaríamos sus preceptos! La lectura y contemplación de las Escrituras serían consideradas una audiencia con el Infinito”.

TESTIMONIOS SELECTOS, TOMO 4, P.398

ORACIÓN:

PADRE. PERMITE QUE LA LECTURA DIARIA DE LA BIBLIA SEA LA LÁMPARA QUE ILUMINE NUESTRO CAMINO. TE PEDIMOS QUE NOS AYUDES PARA NO TRANSITAR POR NUESTROS PROPIOS CAMINOS, Y QUE TU SANTO ESPÍRITU NOS MUESTRE EL CAMINO A SEGUIR. POR JESÚS, AMÉN.

Loading

Más por Explorar

¿Quieres Saber más de nosotros?

ÚNETE A LA FAMILIA