SALMO 18 – 24 MAYO 2023 Atentos a su Palabra – Biblia

Tiempo de lectura: 2 minutos

EXPRESEMOS CON ALEGRÍA: TE AMO, OH JEHOVÁ, FORTALEZA MÍA, MI ESCUDO, MI SALVACIÓN

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR:

“Jehová, roca mía y castillo mío, y mi libertador; Dios mío, fortaleza mía, en él confiaré; Mi escudo, y el cuerno de mi salvación, mi alto refugio”.

SALMO 18: 2

COMENTARIO HISTÓRICO DE SALMOS 18

Según el título de este salmo, fue escrito por David para agradecer a Dios por darle la victoria en todas sus luchas y pruebas. Aunque el salmista sin duda tiene en mente batallas y victorias específicas, está alabando a Dios por todas las veces que le ha salvado de pruebas y por darle la victoria final sobre Saúl y su ejército.

Las palabras que resaltan en este salmo son:

1) ROCA Y CASTILLO MÍO. David se había refugiado en una peña o en una roca agrietada cuando Saúl lo perseguía. Ahora usa esta metáfora para referirse a Dios, como el refugio seguro. En los Salmos, veinte dos veces se dice que Jehová es la roca. El poeta también lo comparó con una fortaleza o un castillo que está en un lugar alto o refugio defensivo hacia el cual puede uno huir buscando protección;

2) MI LIBERTADOR.- David reconoce que Dios es el gran libertador de su vida. David lo representa como el general que comanda las huestes angelicales, saliendo en batalla para liberar a sus hijos del yugo opresor;

3) MI ESCUDO Y LA FUERZA DE MI SALVACIÓN. David comparó a Dios con un escudo. El escudo se usó en las batallas por muchos siglos, porque protegía de las lanzas, flechas o piedras que lanzaba el enemigo. Por último, David alaba a Dios por otorgarle la salvación de sus enemigos. Alabemos a Dios por las innumerables demostraciones de cuidado y protección.

CITA SELECTA

“Los peligros que habían amenazado a la nación con la destrucción total, resultaron, mediante la providencia de Dios, en medios de llevarla a una grandeza sin precedente. Al conmemorar sus notorios libramientos, David cantó así: “Viva Jehová, y sea bendita mi roca; Y ensalzado sea el Dios de mi salud: El Dios que me da las venganzas, Y sujetó pueblos a mí. Mi libertador de mis enemigos: me hiciste también superior de mis adversarios; me libraste de varón violento. Y mediante los cantos de David se inculcó al pueblo el pensamiento de que Jehová era su fortaleza y su libertador” (PATRIARCAS Y PROFETAS, P.774).

ORACIÓN:

GRACIAS PODEROSO DIOS POR TU CUIDADO Y PROTECCIÓN, TE AGRADECEMOS POR SER NUESTRA ROCA, CASTILLO, ESCUDO Y LA FUERZA DE NUESTRA SALVACIÓN. POR ESAS RAZONES, OH DIOS TODOPODEROSO, TE AMAMOS Y TE ADORAMOS. POR JESÚS, AMÉN. 

Loading

Más por Explorar

¿Quieres Saber más de nosotros?

ÚNETE A LA FAMILIA