SALMO 120 – 3 SETIEMBRE 2023 Atentos a su Palabra – Biblia

Tiempo de lectura: 2 minutos

DESAFÍO: DOMINAR NUESTRA LENGUA PARA NO HACER MAL

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR:

“Libra mi alma, oh, Jehová,

del labio mentiroso,

y de la lengua fraudulenta” (SALMO 120:2).

COMENTARIO HISTÓRICO DE SALMOS 120

Con el salmo 120 se inician los salmos denominados ascensionales o de peregrinación. Los israelitas cantaban estas alabanzas cuando salían en peregrinación desde los lugares donde vivían o de los países en los cuales residían para “subir” a las fiestas en Jerusalén. David hace dos pedidos:

LÍBRAME DE TENER LABIOS MENTIROSOS. Santiago describe el poder de la lengua (Sant 3:5, 6). Decir una mentira puede:

1) Crear expectativas ilusorias que pueden terminar en frustración;

2) Enemistar a amigos;

3) Dividir a familia y vecinos;

4) Dañar la dignidad y moralidad de las personas.

El segundo pedido es: LÍBRAME DE LENGUA FRAUDULENTA. El fraude se define con la acción que resulta contraria a la verdad y a la rectitud. El fraude se comete en perjuicio contra otra persona o contra una organización, ya sea el Estado o una empresa.

“Puede ser que nuestros enemigos triunfen. Pueden decir palabras acerbas, y fraguar con la lengua calumnias, engaños y mentiras; no nos conmoveremos. Sabemos en quién creímos. No hemos corrido en vano, ni trabajado en vano. Llegará un día de ajuste de cuentas, en que todos serán juzgados según las obras hechas en el cuerpo. Es cierto que el mundo es oscuro. Puede fortalecerse la oposición. Pueden envalentonarse en su iniquidad el burlador y el escarnecedor. Sin embargo, por ninguna de estas cosas seremos conmovidos” (NB 174).

CITA SELECTA

“Una madre que carece de discernimiento y que no sigue la dirección del Señor, puede educar a sus hijos para ser engañadores e hipócritas. Los rasgos de carácter, estimulados de esta manera, pueden hacerse tan permanentes que mentir será tan natural como respirar. El fingimiento se tomará por sinceridad y realidad. Padres, no mintáis nunca; nunca digáis lo que no es verdad en precepto o en ejemplo. Si queréis que vuestros hijos sean veraces, sean veraces vosotros mismos. Sed rectos e inconmovibles. No debería permitirse ni una mentira por pequeña que sea. Debido a que las madres están acostumbradas a mentir, los hijos siguen su ejemplo” (CN 139).

ORACIÓN:

PADRE NUESTRO QUE ESTÁS EN CIELOS, GRACIAS PORQUE ERES UN DIOS ÍNTEGRO Y SIEMPRE DICES LA VERDAD. TE SUPLICAMOS QUE GUARDES NUESTROS LABIOS DE PROFERIR MENTIRAS Y DE ENGAÑAR A NUESTROS SEMEJANTES PARA OBTENER GANANCIAS DESHONESTAS. POR JESÚS, AMÉN. 

Loading

Más por Explorar

¿Quieres Saber más de nosotros?

ÚNETE A LA FAMILIA