Sábado 25 de Junio de 2022 | Matutina para Menores | ¿A quién te pareces?

Matutinas junio 22, 2022
Escuchar el Post
Tiempo de lectura: 2 minutos

¿A quién te pareces?

“Y dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y ejerza dominio sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo, sobre los ganados, sobre toda la tierra, y sobre todo reptil que se arrastra sobre la tierra. Creó, pues, Dios al hombre a imagen suya, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó” (Génesis 1:26, 27).

Mi esposo y yo tenemos una sola hija, el tesoro más grande de nuestras vidas. Cuando nació, los que la conocían por primera vez decían: “¡Oh! Ella se parece mucho a su papá”. Mientras crecía, otros decían: “¡Oh! Ella se parece mucho a su mamá”. Ahora que está grande, las opiniones se han dividido. Y tú, ¿a quién dicen que te pareces? Es casi seguro que la gente que conoce a tu familia empiece a buscar el parecido con ellos, y siempre habrá opiniones divididas. Pero ¿a quién realmente nos parecemos?

En la Biblia podemos encontrar algo muy interesante; nos dice que fuimos creados a imagen de Dios. En el principio dijo: “Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza”, pero agregó algo más: “Ejerza dominio […] sobre toda la tierra…” ¿Qué significa eso? Al crearte a su imagen, Dios lo hizo tanto en semejanza exterior, como en carácter. Te regaló la libertad de elegir y te dio una personalidad con la capacidad de pensar para tomar buenas decisiones, y la capacidad de actuar y ejercer así el dominio propio. Lamentablemente, existe un enemigo que quiere confundirte y hacerte perder de control, y así anular la imagen de Dios en tu vida.

La temperancia es un buen antídoto contra este intento malévolo de destrucción de imagen. La temperancia nos enseña a abstenernos por completo de todo lo malo, y a usar equilibradamente lo que es saludable. Te da la posibilidad de ejercer dominio sobre todos tus sentidos. Te ayuda a elegir las mejores comidas para alimentarte, los mejores videos para ver, los mejores libros y revistas para leer, los mejores amigos para compartir y los mejores hábitos que edificarán un carácter semejante al de Jesús.

Parecerse a papá o a mamá es lindo, pero ser creado a la imagen de Dios es espectacular. No dejes que nada se interponga entre la imagen de Dios y tú, ni te robe la oportunidad de vivir la vida abundante que Dios quiere para ti.

Me encanta saber que mi hija se parece a mí o a su papá, pero sobre todo me hace feliz saber que fue creada a imagen de Dios, al igual que tú. ¿Habrá un parecido más maravilloso?

Magaly

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Síguenos en los medios sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja un comentario