Sábado 18 de Diciembre de 2021 | Matutina para Mujeres | ¿Dónde comienza tu valor?

Matutinas diciembre 18, 2021
Escuchar el Post
Tiempo de lectura: 2 minutos

¿Dónde comienza tu valor?

“Porque te aprecio, eres de gran valor y yo te amo. Para tenerte a ti y para salvar tu vida entrego hombres y naciones” (Isa. 43:4).

Es maravilloso darnos cuenta de que somos hechura de Dios. El valor que tiene una mujer comienza en esta verdad. 

Apreciarnos a nosotras mismas y reconocer nuestra valía personal de­biera ser lo más natural del mundo, pero las mujeres tenemos tendencia a desa­rrollar pensamientos destructivos, con lo que no logramos darnos el valor que merecemos por creación. Esta es una manera de pensar que debemos cambiar con la ayuda del Señor.

A veces el problema es que tenemos el concepto erróneo de que conside­rase a una misma como una mujer de valor que aprecia lo que es significa ser prepotente; pero esto no es cierto. El problema surge cuando no somos rea­listas a la hora de considerarnos a nosotras mismas; eso sí es prepotencia. Pero saber que somos valiosas porque somos hechura de Dios no tiene en sí mismo nada de prepotencia. En Romanos 12:3 leemos:

“Ninguno se crea mejor de lo que realmente es. Sean realistas al evaluarse a ustedes mismos, háganlo según la medida de fe que Dios les haya dado” (NTV). La consigna es valorarnos por lo que realmente somos: hijas de Dios. En esto no existe prepotencia ninguna, sino reconocimiento al Señor.

Amiga, tú vales mucho; no por lo que piensas de ti misma o por lo que piensan los demás, sino por lo que eres para Dios: él te creó, él te redimió. No te dejes abatir por experiencias que hieren tus recuerdos y lastiman tu cora­zón a tal punto, que te conviertan en presa de la amargura. Traza tu camino con Dios, y siembra palabras amables y sonrisas optimistas que tanta falta les hacen a millones de mujeres. Administra tus recursos femeninos y siéntete apta para cumplir la tarea que escogiste o frente a la que te han puesto tus circuns­tancias. Encuentra placer en las cosas simples, pues cuando lo haces te en­galanas de humildad y te haces grande ante los ojos de Dios y del prójimo.

Escoge el tipo de mujer que quieres ser, tomando en cuenta tus peculia­ridades. Únete en hermandad con tus congéneres, sin comparaciones, rivali­dad ni prepotencia. Recuerda: ¡todas somos hijas del mismo Padre! Por eso todas somos sumamente valiosas a sus ojos, y así debería ser a nuestros pro­pios ojos también.

Te invitamos a unirte a nuestro grupo de Telegram – https://bit.ly/AD-TE o a nuestro grupo de WhatsApp – https://bit.ly/AD-WA. Allí tendrás noticias, recursos descargables, podcasts y mucho más.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Síguenos en los medios sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja un comentario