Sábado 12 de Noviembre de 2022 | Matutina para Menores | Nadia y Grace

Matutinas noviembre 8, 2022
Escuchar el Post
Tiempo de lectura: 2 minutos

Nadia y Grace

“No quiero decir que ya haya logrado estas cosas ni que ya haya alcanzado la perfección; pero sigo adelante a fin de hacer mía esa perfección para la cual Cristo Jesús primeramente me hizo suyo” (Filipenses 3:12, NTV).

Hace años, un día como hoy, nacieron dos hermosas niñas. No sé si habrás escuchado alguna vez de ellas, pero si les preguntas a tus abuelos, probablemente te puedan decir quiénes fueron Nadia Comaneci y Grace Kelly.

Nadia nació en Rumania, y desde pequeña fue entrenada para ser una gimnasta. Fueron horas las que Nadia pasó entrenando sus músculos para ser la mejor. Y lo fue. Cuando fue a competir, el mundo quedó asombrado al ver a los jueces evaluar su actuación con un 10, el máximo puntaje posible. ¡Ella logró lo que nadie había logrado en su deporte hasta ese día! Las horas que Nadia dedicó a practicar tuvieron su recompensa. Ella tuvo que dejar otras cosas de lado. Quizá fiestas de cumpleaños, quizá vacaciones, quizá lecciones de música… No pudo hacer todo lo que hubiese querido, pues tenía que entrenar. Nadia se comprometió con un sueño y llegó a ser la mejor.

Grace, por otro lado, nació en los Estados Unidos. Tuvo una infancia feliz, y más tarde llegó a ser una famosa actriz de Hollywood. Mientras filmaba una película conoció al Príncipe Raniero III de Mónaco. Ambos se enamoraron y decidieron casarse. Pero para ello, Grace tuvo que renunciar a hacer películas y comprometerse con ser una princesa. Y lo hizo. Dejó todo atrás y comenzó una nueva vida. Aprendió el protocolo, los modales. Estudió todo sobre su nuevo país. Hizo obras de beneficencia. Los súbditos de su principado llegaron a respetarla y quererla. Se comprometió con ser la princesa que el pueblo necesitaba. Nadia y Grace. Dos mujeres tan diferentes y tan iguales a la vez. Dos mujeres que dejaron atrás cosas que les gustaban, mujeres que se comprometieron y avanzaron hacia su objetivo.

Nuestro versículo nos habla acerca de nuestra vida como cristianos. ¿Sabes? Es posible que en el camino al cielo debas dejar algunas cosas atrás. ¿Será algo que te gusta comer y no es saludable? ¿Será el mal hábito de pelear con tus hermanos, y contestar groseramente a tu mamá? ¿Será ver algún programa de televisión que no es bueno para ti? Yo no lo sé, pero tú sí. Ten la seguridad de que el esfuerzo vale la pena. Comprométete con Jesús hoy y abandona las cosas que te alejan de él. ¡Sigue avanzando hacia la meta!

Cinthya

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Síguenos en los medios sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja un comentario