Sábado 11 de Febrero de 2023 | Matutina para Menores | “Bendito del Señor”

Matutinas febrero 8, 2023
Escuchar el Post
Tiempo de lectura: 2 minutos

“Bendito del Señor”

“Hemos visto que el Señor está contigo, y hemos pensado proponerte que hagamos un pacto […] pues nosotros no te hemos molestado. Al contrario, siempre te hemos tratado bien y te despedimos en forma amistosa, y ahora el Señor te está bendiciendo” (Génesis 26:28, 29).

Dios siempre nos da nuevas oportunidades. No importa si ayer nos equivocamos; Dios nos perdona y olvida nuestros errores. Hoy es un nuevo día, una nueva oportunidad. Ayer Abimelec enfrentó a Isaac, pero hoy lo reconoció como una persona bendita. ¡Todo lo que Isaac hacía le salía bien! Tenía buenas cosechas, un montón de ganado y agua en abundancia. Tanto, que llegó a ser un hombre poderoso en la región. La Biblia aclara que su éxito no era una coincidencia. Era resultado directo de la bendición del Señor.

Cuando Dios te bendice, puedes esperar dos reacciones: algunos compañeros te tendrán envidia y otros querrán juntarse contigo. Isaac vivió las dos reacciones. Primero, dice la Biblia que los filisteos le tenían envidia (vers. 14). Tanto, que Abimelec le pidió que se fuera de la región. Efectivamente, Isaac se apartó de ese lugar, aunque él no había hecho nada mal. Le pidieron que se fuera solo porque le iba muy bien. Una de las razones por las que no querían a Isaac ahí era porque encontraba agua en cualquier lugar donde cavara.

En realidad, en cualquier lugar donde estuviera Isaac, la bendición de Dios lo acompañaba. Isaac se estableció en el valle y seguía encontrando agua donde cavaba. Nuevamente hubo conflictos entre los pastores de Isaac y los pastores de Gerar. Isaac era pacífico, y decidió irse a buscar agua en otro lugar. ¡Y volvió a encontrar! Tanto fue el éxito de Isaac que las mismas personas que le pidieron que se fuera, ahora lo buscaron para hacer un pacto con él. Querían juntarse con él, ser sus amigos, porque descubrieron que el Dios todopoderoso estaba de su lado y siempre le iba bien. Isaac aceptó el trato, a pesar de que lo habían molestado y no habían sido amables con él.

Jesús es el agua viva, pero para encontrarlo debes “cavar” en la Biblia con oración y perseverancia. Así, seguro lo vas a encontrar. Esfuérzate todos los días como Isaac y sus siervos se esforzaban para encontrar agua. ¿Te gustaría que Dios te llene de bendiciones? ¿Te agradaría que tus compañeros quieran estar cerca de ti? Todo eso puede suceder cuando vives cerca de Dios. Tu vida mostrará paz y alegría y te irá bien en todo. Tanto, que muchos verán que eres muy especial: un bendito de Dios.

Loading

Deja un comentario