Sábado 04 de Febrero de 2023 | Matutina para Menores | “Jehová-Jireh”

Tiempo de lectura: 2 minutos

“Jehová-Jireh”

“Abraham le puso este nombre a aquel lugar: ‘El Señor da lo necesario’. Por eso todavía se dice: ‘En el cerro, el Señor da lo necesario’ ” (Génesis 22:14).

Dios siempre satisface nuestras necesidades. Abraham lo sospechaba mientras ascendía a la cumbre del monte Moria. Por eso, ante la pregunta de Isaac: “¿Dónde está el cordero para el holocausto?”, respondió: “Dios se encargará de que haya un cordero para el holocausto, hijito” (vers. 8). Hoy descubrimos un nuevo nombre de Dios, que significa “Dios proveerá”.

En el relato, lo que Abraham anticipó en el versículo 8 se volvió una realidad en el versículo de hoy. Dios se interpuso para que Isaac no muriera, y proveyó un carnero para que fuera sacrificado en su lugar (vers. 13). En ese momento, padre e hijo se volvieron a abrazar, ya no como una despedida, sino de alegría por estar juntos. A partir de entonces entendieron mejor el gran amor de Dios, pues para salvarlos, Dios entregaría a su hijo Jesús para morir por ellos, también sobre una montaña: el monte Calvario.

Puedo imaginar la angustia de Abraham mientras ascendían la montaña. Seguramente se preguntaba por qué Dios le pedía a su hijo. Lo veía tan joven e inocente. En realidad, Isaac es una representación de Jesús en su juventud y en la obediencia a su Padre. Jesús murió joven cuando no lo merecía. Siempre tuvo una conducta correcta, era perfecto e inocente. Jesús también ascendió la montaña y llevó sobre sí el madero. En aquella ocasión no se levantó un altar, sino una pesada cruz. En medio de una multitud compuesta mayormente por gente curiosa y burladores, Jesús fue traspasado por grandes clavos. A diferencia del monte Moria, aquí Dios no se interpuso con un carnero para detener el sacrificio. Jesús era el verdadero Cordero de Dios.

Este evento nos recuerda que Dios ya dio la mayor evidencia de su amor por todos nosotros. Ahora, nos recuerda que quiere seguir satisfaciendo nuestras necesidades materiales y espirituales. ¿Qué necesitas hoy? ¿Ese anhelo honra a Dios y está de acuerdo con su voluntad? Sí así es, entonces confía porque “Dios proveerá”.

Loading

Más por Explorar

¿Quieres Saber más de nosotros?

ÚNETE A LA FAMILIA