PROVERIBOS 6 – 9 OCTUBRE 2023 Atentos a su Palabra – Biblia

Tiempo de lectura: 2 minutos

DESAFÍO: ERRADICAR LO QUE DESAGRADA A DIOS

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR:

“Seis cosas aborrece Jehová,

y aun siete abomina su alma:

los ojos que se enaltecen,

la lengua que miente,

las manos que derraman sangre inocente,

el corazón que hace planes perversos,

los pies que corren a hacer lo malo,

el falso testigo que esparce mentiras,

y el que siembra discordia entre hermanos”

(PROVERIBOS 6:16-19

COMENTARIO HISTÓRICO DEL PROVERBIOS 6.

El tema central de este capítulo es conocer los siete actos u obras que Jehová aborrece:

1) LOS OJOS QUE SE ENALTECEN. Con una mirada podemos demostrar desprecio, sin necesidad de usar palabras. Los ojos son la lámpara del cuerpo;

2) LA LENGUA MENTIROSA. La mentira “tiene patas cortas”, muy pronto se descubre el engaño. Seamos conocidos como personas probas;

3) LAS MANOS DERRAMADORAS DE SANGRE INOCENTE. No manchemos “nuestras manos” participando de injusticias, no seamos Pilatos;

4) MAQUINAR PENSAMIENTOS INICUOS. Ese era el espíritu de los antediluvianos: “De continuo al mal”, por esa razón fueron destruidos;

5) LOS PIES PRESUROSOS PARA CORRER AL MAL. En vez apresurarnos para hacer mal, “seamos pronto para oír, tardo para hablar, y para airarse”;

6) EL TESTIGO FALSO. Recordemos el mandamiento: “No hablarás contra tu prójimo falso testimonio”;

7) EL QUE SIEMBRA DISCORDIA ENTRE HERMANOS. No provocar peleas ni discordia entre los hermanos. Seamos agentes de conciliación: “Como cristianos, somos miembros de la familia real, hijos del Rey celestial. No digan una palabra ni hagan cosa alguna que afrente “el buen nombre que fue invocado sobre vosotros”.

CITA SELECTA.

“Nunca estamos solos. Sea que le escojamos o no, tenemos siempre a Uno por compañero. Recordemos que doquiera estemos, hagamos lo que hagamos, Dios está siempre presente. Nada de lo que se diga, se haga o se piense puede escapar a su atención. Para cada palabra o acción tenemos un testigo, el Santo Dios, que aborrece el pecado. Recordémoslo siempre antes de hablar o de realizar un acto cualquiera. Como cristianos, somos miembros de la familia real, hijos del Rey celestial. No digan una palabra ni hagan cosa alguna que afrente “el buen nombre que fue invocado sobre vosotros”

EL COLPORTOR EVANGÉLICO, P.208

ORACIÓN:

PADRE, TE PEDIMOS QUE QUITES DE NUESTRA VIDA, LA LENGUA MENTIROSA, LAS MANOS DERRAMADORAS DE SANGRE, MAQUINAR PENSAMIENTOS INICUOS, LOS PIES PRESUROSOS PARA CORRER AL MAL, QUE NO SEAMOS TESTIGOS FALSOS, Y QUE NO SEMBREMOS DISCORDIAS. POR JESÚS, AMÉN.

Loading

Más por Explorar

¿Quieres Saber más de nosotros?

ÚNETE A LA FAMILIA