PROVERBIOS 30 – 2 NOVIEMBRE 2023 Atentos a su Palabra – Biblia

Tiempo de lectura: 2 minutos

PEDIDOS: NO MENTIR; NO ME DES RIQUEZA NI POBREZA

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR:

“Sólo dos cosas te pido, Señor;

no me las niegues antes de que muera:

Aleja de mí la falsedad y la mentira;

no me des pobreza ni riquezas

sino sólo el pan de cada día”

(Vers. 7, 8).

COMENTARIO HISTÓRICO DE PROVERBIOS 30.

Se realizan cinco preguntas que “sólo Dios” puede contestarlas:

1) ¿Quién subió al cielo y descendió;

2) ¿Quién encerró los vientos?

3) ¿Quién ató las aguas?

4) ¿Quién afirmó la tierra?

5) ¿Cuál es su nombre?

Luego se introducen una serie de seis dichos numéricos. En los versículos 15-33 se desarrollan los proverbios números:

1) Cuatro cosas insaciables: la tumba, la matriz estéril, la tierra y el fuego;

2) Cuatro personajes: las hormigas, los conejos, las langostas y la lagartija.

El proverbista hace dos pedidos a Dios:
PRIMER PEDIDO: PALABRA MENTIROSA APARTA DE MÍ. La mentira es exagerar la verdad, tergiversar la verdad, ocultar la verdad o engañar. Cuando la persona descubre que hemos mentido perdemos la credibilidad y se genera la desconfianza en lo que decimos;

SEGUNDO: NO ME DES POBREZA NI RIQUEZAS; La indigencia podría llevarle a codiciar, e incluso a robar el bien de otro, o tomarlo por la fuerza. Pidamos no tener riquezas, porque en una situación de abundancia, corremos el riesgo de creer que todo nos pertenece, que se nos debe todo y que gracias a nuestra inteligencia adquirimos todo ese bien.

CITA SELECTA.

“Son muchos los que, al comenzar a juntar riquezas materiales, calculan cuánto tardarán en poseer cierta suma. En su afán de acumular una fortuna, dejan de enriquecerse para con Dios. Su generosidad no se mantiene a la par con lo que reúnen. El aumento de su propiedad fortalece el intenso deseo de tener más, hasta que algunos consideran que el dar al Señor el diezmo es una contribución severa e injusta. La inspiración ha declarado: “Si se aumentan las riquezas, no pongáis el corazón en ellas” (Sal 62:10). Muchos han dicho: “Si fuera tan rico como Fulano, multiplicaría mis donativos para la tesorería de Dios. No haría otra cosa con mi riqueza sino emplearla para el adelantamiento de la causa de Dios”. Dios ha probado a algunos de éstos dándoles riquezas; pero con éstas las tentaciones se hicieron más intensas, y su generosidad fue mucho menor”.

TESTIMONIOS PARA LA IGLESIA, TOMO 3, P.442

ORACIÓN:

PADRE NUESTRO, TE AGRADECEMOS POR TODAS LAS BENDICIONES QUE RECIBIMOS DEL CIELO. TE PEDIDOS, QUE ALEJAS LAS PALABRAS MENTIROSAS DE NUESTROS LABIOS. TAMBIÉN TE SUPLICAMOS NO NOS DES POBREZA NI RIQUEZAS. DANOS LO SUFICIENTE PARA VIVIR FELICES. POR JESÚS, AMÉN.

Loading

Más por Explorar

¿Quieres Saber más de nosotros?

ÚNETE A LA FAMILIA