PROVERBIOS 23 – 26 OCTUBRE 2023 Atentos a su Palabra – Biblia

Tiempo de lectura: 2 minutos

DESAFÍO: ENTREGAR NUESTRA CORAZÓN A DIOS

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR:

“Dame, hijo mío, tu corazón,

y miren tus ojos por mis caminos”

PROVERBIOS 23:26

COMENTARIO HISTÓRICO DE PROVERBIOS 23.

Este capítulo se inicia enseñando a poner “cuchillo a la garganta”, para frenar nuestra lengua, ya que después que hemos hablado, es imposible que las palabras retornen, y muchas veces el daño que se ha causado afectará la vida de las personas. Se analiza la vanidad de buscar las riquezas, ya que son pasajeras, sino se las administra con sabiduría. La disciplina es un elemento imprescindible en la educación de los hijos, que debe ser acompañada con correcciones. Se vuelve a mencionar que el consumo de alcohol embrutece, hace perder los valores morales y daña el honor de la familia.

Analicemos los consejos que Elena de White a las familias:

NIÑOS: ENTREGUEN SU CORAZÓN A CRISTO. “Los hijos tienen una herencia de pecado. El pecado los ha separado de Dios. Jesús dio su vida para unir con Dios los eslabones rotos. Debido a su relación con el primer Adán, los hombres sólo reciben culpabilidad y la sentencia de muerte. Pero Cristo interviene y pasa por el terreno donde cayó Adán, soportando todas las pruebas en lugar del hombre… El perfecto ejemplo de Cristo y la gracia de Dios le son dados para capacitarlo, para preparar a sus hijos e hijas para ser hijos e hijas de Dios. Enseñándoles, línea sobre línea, mandamiento sobre mandamiento, cómo entregar el corazón y la voluntad a Cristo se quebranta el poder de Satanás (CN 447).

JÓVENES: ENTREGUEN SU CORAZÓN A CRISTO. “Los jóvenes en general parecen cautivos de Satanás y éste y sus ángeles los llevan a una destrucción segura. Satanás y sus huestes hacen guerra contra el gobierno de Dios. A todos los que tienen deseo de entregar su corazón al Señor y de obedecer sus requerimientos, Satanás tratará de hacerles sufrir perplejidades y de vencerlos con sus tentaciones, a fin de que se desalienten y renuncien a la lucha (JT1:147). 

ADULTOS: ENTREGUEN SU CORAZÓN A CRISTO. “Hemos de entregar nuestro corazón a Dios para que pueda renovarnos y santificarnos, y prepararnos para los atrios celestiales. Necesitamos acercarnos a los pies de la cruz. No hay lugar para Cristo en el corazón de aquel que no comprende su necesidad de luz y ayuda divinas” (MS 1:384).

ORACIÓN:

DIOS DE AMOR, RENOVAMOS NUESTRA ENTREGA DE NUESTRO CORAZÓN, PARA QUE CAMBIEN ESE CORAZÓN DE PIEDRA, POR UNO MÁS SENSIBLE A LA VOZ DEL ESPÍRITU SANTO. ACEPTA LA ENTREGA DE LOS NIÑOS, JÓVENES Y ADULTOS QUE TE ENTREGAMOS NUESTRO SER PARA SERVIRTE EN ESTE MUNDO. POR JESÚS, AMÉN.

Loading

Más por Explorar

¿Quieres Saber más de nosotros?

ÚNETE A LA FAMILIA