PROVERBIOS 13 – 16 OCTUBRE 2023 Atentos a su Palabra – Biblia

Tiempo de lectura: 2 minutos

PRINCIPIOS PARA DISCIPLINAR A LOS HIJOS

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR:

“No corregir al hijo es no quererlo;

amarlo es disciplinarlo”

(Ver. 24).

COMENTARIO HISTÓRICO DE PROVERBIOS 13.

Elena de White comparte varios consejos para que los padres podamos educar a nuestros hijos para que puedan tener éxito en la vida:

1) LOS PADRES PRIMERAMENTE DEBEN DISCIPLINARSE. “Como gobernantes unidos del reino del hogar, sientan el padre y la madre bondad y cortesía el uno hacia el otro. Nunca debe su comportamiento militar contra los preceptos que procuran inculcar. Deben conservar la pureza del corazón y la vida si quieren que sus hijos sean puros. Deben educar y disciplinar el yo si quieren que sus hijos se sometan a la disciplina. Deben dar a sus hijos un ejemplo digno de imitación” (La Educación Cristiana, p.129).

2) ENSEÑAR A PEDIR. “Si se disciplina debidamente a los hijos, pronto aprenderán que no conseguirán nada llorando o irritándose. Una madre juiciosa obrará para educar a sus hijos, no sólo en lo que atañe a su comodidad presente sino también a su bien futuro” (Consejos sobre el Régimen Alimenticio, p.269).

3) PROPÓSITO DE LA DISCIPLINA. “El gran propósito de toda la educación y disciplina de la vida, es volver al hombre a la armonía con Dios; y elevar y ennoblecer de tal manera su naturaleza moral, que pueda volver a reflejar la imagen de su Creador. Tan importante era esta obra, que el Salvador dejó los atrios celestiales, y vino en persona a esta tierra, para poder enseñar a los hombres cómo obtener la idoneidad para la vida superior” (La Educación Cristiana, p.65).

4) LOS PADRES DEBEN UNIRSE EN LA DISCIPLINA. “La madre siempre debiera tener la cooperación del padre en sus esfuerzos para establecer el fundamento de un buen carácter cristiano en sus hijos. Un padre excesivamente cariñoso no debiera cerrar los ojos a las faltas de sus hijos porque le resulte desagradable corregirlos” (Conducción del Niño, p.223).

5) DISCIPLINAR CON AMOR. “Mientras muchos padres yerran por el lado de la indulgencia, otros van al extremo opuesto, y rigen a sus hijos con vara de hierro. Parecen olvidarse de que ellos mismos fueron una vez niños. La alegría y las travesuras infantiles no hallan excusas a sus ojos. Tratan las faltas triviales como pecados graves. Tal disciplina no es semejante a la de Cristo. Los niños así educados temen a sus padres, pero no los aman; no les confían las cosas que les suceden” (Consejos para los Maestros, p.108).

OREMOS:

PADRE DE AMOR, INTERCEDEMOS POR TODOS LOS QUE ESTÁN EDUCANDO A SUS HIJOS. TE PEDIMOS PERDÓN POR NO HABER EDUCADO APROPIADAMENTE A NUESTROS HIJOS. Y TE SUPLICAMOS QUE OTORGUES A LOS PADRES SABIDURÍA PARA EDUCAR Y DISCIPLINAR A SUS HIJOS. POR JESÚS, AMÉN.

Loading

Más por Explorar

¿Quieres Saber más de nosotros?

ÚNETE A LA FAMILIA