Movilizar recursos para la misión

Tiempo de lectura: 5 minutos

Director financiero de la Iglesia Adventista habla sobre las inversiones en proyectos misioneros (Foto: Denis Peniche)

“En tiempos que consideraríamos turbulentos; en tiempos que consideraríamos problemáticos, Dios está al control y proveerá todo lo que necesitemos para hacer la obra que él nos llamó a hacer”, expresó Paul H. Douglas, tesorero de la Asociación General, al presentar su informe durante el Concilio de Primavera 2023 y resaltó la firme posición financiera de la Asociación General desde el 31 de diciembre de 2022.

El informe de Douglas continuó enfatizando la manera en que, a pesar de las condiciones económicas negativas prevalecientes en el mundo, Dios continúa sustentando las finanzas de su Iglesia para la misión.

Movilizar recursos para la misión

Si tomamos el 2019 como punto de referencia del último año financiero “normal”, la entrada de diezmos en los últimos tres años ha excedido considerablemente los pronósticos de presupuestos, excepto en 2020, año que vio el mayor impacto financiero como resultado de la pandemia. Sin embargo, el 2021 mostró una recuperación inmediata cuando la entrada de diezmos excedió la entrada recibida en 2019 por más de un millón de dólares.

Diapositiva de la presentación del tesorero. (Foto: Divulgación)

Las ofrendas también han estado por encima de lo esperado en los presupuestos y, en 2022, sobrepasaron en 11 millones de dólares a lo recibido en 2019, lo que muestra el creciente apoyo de los miembros de iglesia en todo el mundo. Sin dudas, este aumento le permite a la Iglesia distribuir los fondos para enfocarnos con más fuerza en alcanzar “a toda nación, tribu, lengua y pueblo” con el evangelio eterno (Apocalipsis 14:6).

Diapositiva de la presentación del tesorero. (Foto: Divulgación)

Douglas señaló el cumplimiento del patrón anticipado de financiar la Asociación General y sus actividades del diezmo (50%) y las ofrendas de la misión mundial (50%) que es ahora evidente dada “en gran parte a la generosidad de nuestros miembros para apoyar nuestra misión global, y no solo la misión local que es administrada por las iglesias en las que se congregan”.

Diapositiva de la presentación del tesorero. (Foto: Divulgación)

Comprometidos a invertir en la missión

Al recordarles a los miembros de la Junta Directiva de la AG del compromiso de la Iglesia de invertir en la misión, repasó los cambios en los informes financieros anunciados durante el informe de tesorería en el Concilio Anual de 2022. “Como parte de nuestro compromiso de invertir en la misión, las nuevas descripciones [en las declaraciones financieras e informes] proporcionan mejor información sobre cómo enfocamos el uso de recursos para la misión”.

Al considerar estas nuevas descripciones, el 2022 mostró que la mayoría de los gastos de programas (43%) fueron usados para estrategias y apoyo a la misión, lo que representa el énfasis de la Iglesia en apoyar la misión y alinear estratégicamente sus recursos financieros para enfocarnos en nuestro llamado como adventistas del séptimo día de proclamar el “el evangelio del reino [a]… todo el mundo como testimonio a todas las naciones” (Mateo 24:14).

Diapositiva de la presentación del tesorero. (Foto: Divulgación)

Douglas continuó con el debate de las condiciones positivas actuales del capital operativo disponible y de los bienes líquidos, la estrategia de inversión basada en la Biblia que tiene la Iglesia y las asignaciones restantes del fondo de diezmo extraordinario, antes de darle la palabra a Ray Wahlen, vicetesorero, para el informe del capital operativo de gasto.

“Este informe es un testimonio del poder de Dios y de la fidelidad de los mayordomos cristianos alrededor del mundo”. Wahlen se adueñó del escenario al dirigirse a los miembros de la Junta Directiva de la Asociación General para señalar el patrón continuo de la Asociación General de operar bajo el capital operativo de gasto. Debido a un aumento en la entrada de diezmo de más de $400 millones por encima de las cantidades presupuestadas, se pudieron ocupar las vacantes de puestos y se logró poner en su lugar los incrementos en el costo de vida del personal existente.

Moverse al futuro con confianza

Mientras cada división de la Iglesia mundial ha informado incrementos en sus monedas locales, tanto en diezmos como en ofrendas, y que la mayoría de esos incrementos superar los niveles de 2019, podemos estar seguros de que Dios está al control. Sin embargo, aunque Dios continúa sosteniendo a su Iglesia mientras nosotros nos involucramos en cumplir la Gran Comisión, no somos inmunes a la agitación económica que enfrenta el mundo a nuestro alrededor. Douglas les recordó a los líderes de la Iglesia los cinco desafíos que la institución enfrenta y continuará enfrentando a medida que nos acercamos a la segunda venida de Jesús:

Equilibrio entre crecimiento y estabilidad;

Asegurar suficiente capital operativo y liquidez;

Alcanzar niveles más altos de sustento propio;

Lidiar con la incertidumbre de los conflictos geopolíticos, la volatilidad de las monedas y los cambios en los ambientes reguladores;

Comprensión de los cambios de paradigmas que traen las crisis, las nuevas tecnologías y los cambios en el pensamiento generacional.

Douglas enfatizó que, mientras avanzamos con la mirada puesta en la misión, debemos reconocer que “El Señor desea ver que la obra de proclamar el mensaje del tercer ángel prosiga cada vez con mayor eficiencia. Así como ha obrado para dar victorias a su pueblo, también en esta época anhela conducir sus planes y objetivos para su iglesia hasta una consumación triunfal. Ruega a sus santos creyentes que avancen en forma unida, que experimenten cada vez mayor poder, que de la fe pasen a una mayor seguridad y confianza en la verdad y justicia de su causa” (Testimonios para la iglesia, p.9).

Reenfoque en la misión

En su conclusión, Douglas se tomó el tiempo para motivar y animar a los líderes de la iglesia para que permanezcan enfocados en la misión que Dios les ha dado para este tiempo y que continúen avanzando y que pongan cada elemento de la misión bajo el paraguas y el énfasis verdadero del “reenfoque en la misión”.

Este reenfoque en la misión incluye la designación de personal misionero para mover las líneas de frente del trabajo misionero, apoyar el ingreso de las organizaciones de la iglesia a lugares en el mundo no alcanzados, alinear los recursos financieros para un impacto en la misión, y establecer y aplicar una estrategia digital que “facilite el uso efectivo de la tecnología en la misión”.

Douglas dijo: “Reenfoque en la misión no es un simple eslogan; se trata de análisis y acción. No se trata solamente de un grupo de criterios, sino de una cultura de pensamiento que asegure que todo y todos se encuentren alineados con la misión urgente del tiempo del fin para la cual Dios ha llamado a su Iglesia.”

Douglas también desafió a los líderes a tener un pensamiento crítico para que todo se vuelque a la misión. Además de simplemente analizar, los llamó a ponerse en acción con la seguridad de que “Mientras trabajemos en su obra, Dios está de nuestro lado. Seamos positivos, tengamos un propósito y seamos prudentes.”

Puede ver el informe completo del tesorero, incluido el informe de auditoría aquí.

La versión original de esta historia fue publicada por Adventist News Network.

Loading

Más por Explorar

¿Quieres Saber más de nosotros?

ÚNETE A LA FAMILIA