Miércoles 15 de Diciembre de 2021 | Matutina para Mujeres | Dejar a un lado la queja

Matutinas diciembre 15, 2021
Escuchar el Post
Tiempo de lectura: 2 minutos

Dejar a un lado la queja

“Para ustedes que me honran, mi justicia brillará como la luz del sol, que en sus rayos trae salud. Y ustedes saltarán de alegría como becerros que salen del establo” (Mal. 4:2).

Con las manos en alto y los ojos entrecerrados, me preguntó: 

–Por qué las mujeres son tan quejumbrosas?

Abrí los ojos de asombro ante la pregunta, y me quedé por un ins­tante en suspenso, pensando que yo también estaba incluida en aquella ase­veración hecha por un hombre. Entonces, él continúo: 

–Nada las complace, siempre quieren más, se molestan si las cosas no se hacen como ellas quieren, siempre están en desacuerdo, sonríen poco y se enojan mucho. 

Cuando terminó la sesión y me quedé a solas, comencé a hacer un aná­lisis introspectivo. ¿Será que yo soy quejumbrosa? Confieso que temí recibir la respuesta de mi propio yo. Pero qué bueno es reflexionar en todas estas cosas, para ir formando nuestro carácter.

La queja es como un martilleo constante que produce infelicidad e insatis­facción por todo y con todos. A veces, nos quejamos por la familia que tene­mos, por las cosas que hacen nuestros hijos, por el desenvolvimiento profesional del cónyuge o por la casa donde vivimos; incluso nos quejamos a veces de nosotras mismas. Pareciera que nada es lo suficientemente bueno. Esta es una actitud muy peligrosa, que conviene ir dejando a un lado para tener una ac­titud más sana y equilibrada ante la vida (que además no agote a las personas que viven con nosotros).

La queja agota la vitalidad, pues alberga en nuestro interior un sentimien­to de derrota que nos impide gozar de lo que sí tenemos. Cuando la queja se asume como un patrón de vida, nos ponemos en terreno peligroso. Como dice la psicoterapeuta y escritora Aura Medina: “Con cada queja y pensa­miento negativo, tu cuerpo se llena de cortisol, la sustancia que produce el estrés, lo que trae como consecuencia que bajen tus defensas y seas más pro­penso a las enfermedades crónicas”.

En el Salmo 103:2, leemos: “Bendeciré al Señor con toda mi alma; no olvi­daré ninguno de sus beneficios”. Esta es la forma más simple de poner fin al espíritu de queja. Tener presentes todos los beneficios y las bendiciones de Dios nos pone en un nivel de gratitud en el que se nos hace más posible des­cubrir el secreto para ser felices.

Te invitamos a unirte a nuestro grupo de Telegram – https://bit.ly/AD-TE o a nuestro grupo de WhatsApp – https://bit.ly/AD-WA. Allí tendrás noticias, recursos descargables, podcasts y mucho más.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Síguenos en los medios sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja un comentario