Matutina para Menores | Jueves 02 de Noviembre de 2023 | La niña de los ojos de Dios

Tiempo de lectura: 2 minutos

La niña de los ojos de Dios

“El Señor todopoderoso me ha enviado con este mensaje contra las naciones que los saquearon a ustedes: ‘Cualquiera que toca a mi pueblo, toca a la niña de mis ojos’ ” (Zacarías 2:8).

En la segunda visión que recibió el profeta Zacarías vio cuatro cuernos y cuatro herreros. Los cuernos representan cuatro reinos que, en diferentes momentos de la historia, actuaron contra el pueblo de Dios. Los herreros representan a aquellas personas que se dejaron utilizar por Dios para defender a su pueblo de esos reinos enemigos.

El versículo de hoy habla de la “niña de los ojos”, ¿sabes qué es? La niña de los ojos o “pupila” se encuentra en la parte central del iris, y es el punto circular negro en el centro del ojo. ¿Has notado que tus ojos se cierran de manera casi automática cuando se encuentran en peligro? Por ejemplo, cuando alguien acerca un objeto muy cerca de tus ojos. De la misma manera que el cuerpo reacciona para proteger los ojos de un accidente, Dios tiene cuidado por sus hijos en esta tierra. Aunque a veces nos suceden cosas malas, Dios nos promete estar con nosotros mientras vivamos en este mundo y, finalmente, darnos salvación.

Moisés y David también utilizaron esta frase para hablar de la confianza que podemos tener en la protección de Dios: “Los encontró por el desierto, por tierras secas y azotadas por el viento; los envolvió en sus brazos, los instruyó y los cuidó como a la niña de sus ojos” (Deut. 32:10). “Cuídame como a la niña de tus ojos; protégeme bajo la sombra de tus alas” (Sal. 17:8).

La pupila es una de las partes más importantes, delicadas y sensibles del cuerpo. Seguro has experimentado lo molesto que es cuando el viento lleve una piedrecita ahí. Así de importantes somos para Dios; aunque no lo veas, él envía a su ejército de ángeles para seguir guiando a sus hijos al hogar celestial y también para cumplir la Gran Comisión de predicar el mensaje de salvación.

Recuerda hoy lo importante que eres para tu Padre celestial y agradécele por sus cuidados.

Loading

Más por Explorar

¿Quieres Saber más de nosotros?

ÚNETE A LA FAMILIA