Martes 21 de Marzo de 2023 | Matutina para Adultos | “Nada podremos sacar”

Adultos marzo 17, 2023
Escuchar el Post
Tiempo de lectura: 2 minutos

“Nada podremos sacar”

“Gran ganancia es la piedad acompañada de contentamiento, porque nada hemos traído a este mundo y, sin duda, nada podremos sacar” (1 Timoteo 6:6, 7).

Hace algunos años los arqueólogos encontraron en una necrópolis en la ciudad de Pella, la capital del reino macedónico, una gran cantidad de tumbas de soldados. De acuerdo al reporte del director de la excavación, el arqueólogo Paulos Chrysostomou, se han descubierto miles de tumbas en ese lugar. Una de las más interesantes es la que contenía el cadáver de un guerrero del siglo VI a.C. El soldado había sido ataviado con una costosa vestimenta funeraria, que incluía casco de bronce, placa de oro, armas, joyas de oro y plata, espadas, lanzas, jarrones… Según la revista Historia National Geographic, sobre su boca, sus ojos y su pecho “se hallaron láminas de oro bellamente decoradas con figuras de leones, que simbolizaban la fuerza y el poder real”.⁵⁷

Llevarse las joyas y los bienes a la tumba era una costumbre muy popular entre los egipcios y los romanos. Detrás de semejante práctica se hallaba la creencia de que los muertos necesitarían recursos para poder costear su travesía por el más allá; pero la realidad es que todos esos bienes no sirvieron de nada para su travesía póstuma, y hoy son reliquias que se exhiben en los museos más importantes del mundo.

Cuán ciertas fueron las palabras de Pablo: “Gran ganancia es la piedad acompañada de contentamiento, porque nada hemos traído a este mundo y, sin duda, nada podremos sacar” (1 Tim. 6:6, 7). Otros autores bíblicos ya habían expresado la misma idea: “Desnudo salí del vientre de mi madre y desnudo volveré allá” (Job 1:21). “Cuando muera no llevará nada ni descenderá tras él su gloria” (Sal. 49:17). Todo apunta a una obviedad que no podemos seguir soslayando: nada de esta tierra, ya sea fama, fortuna, reputación o gloria podrá acompañarnos cuando llegue nuestra sepultura.

En tanto que nuestros bienes materiales no nos serán útiles en la muerte (como tampoco lo fueron los bienes del guerrero macedónico), Pablo nos dice que hay “gran ganancia en la piedad” (1 Tim. 6:6). “La piedad” se refiere a una vida dedicada a las cosas de Dios, a vivir con sobriedad y justicia. Si llevamos una vida piadosa, aunque nuestras posesiones se quedarán aquí, en su Segunda Venida el Señor nos llevará a nosotros.

57 “Las sepulturas de los guerreros macedonios”, Historia National Geographic (enero de 2005), Nº 83, p. 14.

Loading

Deja un comentario