Martes 14 de Diciembre de 2021 | Matutina para Mujeres | “Perfectamente uno”

Matutinas diciembre 14, 2021
Escuchar el Post
Tiempo de lectura: 2 minutos

“Perfectamente uno”

“¿No habrá algún remedio en Galaad? ¿No habrá allí nadie que lo cure? ¿Por qué no puede sanar mi pueblo?” (Jer. 8:22).

La vida en sociedad es un tejido de relaciones dinámico e intermi­nable. Cada niño, cada joven, cada adulto, cada anciano, cada hombre y cada mujer teje con puntadas de diferente manera; sin embargo, cada una de ellas es indispensable y necesaria. Los niños aportan inocencia, curiosidad y juego; los jóvenes proyectan vigor, alegría y visión de futuro; los adultos representan la madurez, la serenidad y la cordura; los ancianos son modelos de sabiduría, experiencia, contemplación y calma; los hombres enfo­can la vida con natural asertividad, y las mujeres miramos la existencia desde la sensibilidad, la amistad, la comunicación y el amor. Todos juntos represen­tamos el carácter de Dios. ¡¿No es maravilloso?! Ya lo creo que sí.

Cuando permitimos que esta maravilla ocurra, la vida en este planeta se humaniza y todos alcanzamos la autorrealización personal. Este es el método de Dios para una existencia armoniosa y satisfactoria. Entonces, ¿por qué nos resulta tan difícil la convivencia? La razón es simple: el egoísmo humano nos ha hecho distantes, egocéntricos, solitarios e indiferentes. Los hijos claman por el amor de sus padres y los ancianos suplican por un poco de cuidado de sus hi­jos adultos. La algarabía de los niños molesta a los mayores y los niños sien­ten aburrimiento ante el sosiego de los abuelos. Las mujeres desmerecen a los hombres y los hombres abusan de las mujeres. El panorama parece desa­lentador, pero no es imposible de cambiar.

¡Hay bálsamo en Galaad! Es inagotable y está a nuestro alcance. El tejido social está roto, pero no irremediablemente. Comienza en tu hogar a zurcir, coser, tejer y reparar las relaciones rotas con hilos de bondad, comprensión y perdón. 

Disfruta la presencia de los niños, la ensoñación juvenil, la cautela y la auto­ridad de los padres, y el paso lento de los abuelos. Sobre todo, goza la pre­sencia santa, sanadora y redentora de Cristo Jesús. Y recuerda que la relación armoniosa entre todas las personas genera un círculo de confianza y herman­dad que hace de este mundo un lugar mejor. 

Jesús dijo: “Que sean una sola cosa, así como tú y yo somos una sola cosa: yo en ellos y tú en mí, para que lleguen a ser perfectamente uno, y que así el mundo pueda darse cuenta de que tú me enviaste, y que los amas como me amas a mí” (Juan 17:22, 23). Amén.

Te invitamos a unirte a nuestro grupo de Telegram – https://bit.ly/AD-TE o a nuestro grupo de WhatsApp – https://bit.ly/AD-WA. Allí tendrás noticias, recursos descargables, podcasts y mucho más.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Síguenos en los medios sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja un comentario