Martes 06 de Diciembre de 2022 | Matutina para Menores | Un cumpleaños diferente

Tiempo de lectura: 2 minutos

Un cumpleaños diferente

“Sean siempre agradecidos” (Colosenses 3:15, NTV).

¿Qué es lo primero que se te viene a la mente cuando escuchas la palabra “cumpleaños”? Si eres como la mayoría de los niños, seguramente ansías cada año que llegue tu cumpleaños, porque en ese día, por lo general recibes muchas cosas especiales: tu mamá hace tu comida preferida, recibes regalos de todos aquellos que te aman, tal vez te hacen una fiesta para compartir momentos fabulosos junto a tus amigos, recibes la visita de tus abuelos o personas que quieren estar cerca de ti en ese día y podría seguir enumerando cosas que hacen que ese día sea realmente especial para ti.

La mayoría de las veces, el cumpleaños suele ser un día en el que recibimos muchas cosas, pero ¿será que también podemos dar, como agradecimiento? Sí, el cumpleaños puede ser una ocasión en la que te tomes el tiempo de pensar en todas las bendiciones que has recibido, ¡y en compartirlas!

En primer lugar, ¿has pensado que los años que estás cumpliendo son gracias a que Dios te da la vida? ¿Cómo puedes agradecerle? Una manera muy sencilla y que puedes planificarla con tiempo es dar una ofrenda especial (aparte de las ofrendas de “rutina” que pones cada sábado). Puedes darla en dinero y colocarla en el alfolí, o puedes comprar un hermoso arreglo floral para decorar el frente del templo. También puedes comprar algo que esté haciendo falta en tu salita de Escuela Sabática y llevarlo el sábado en agradecimiento. Ojalá a ti se te ocurran más ideas. Pero lo principal es no presentarte ante Dios con las manos vacías. Le debes mucho a él y ¡tienes mucho para agradecerle!

Otra manera de ser agradecido es compartir tus bendiciones con los menos favorecidos. No hay mejor ocasión que tu cumpleaños, cuando recibes muchos juguetes y ropa nueva de regalo, para entrar en tu habitación, revisar entre tus cosas “antiguas” y seleccionar algo para regalar. ¿Pensar en regalar a otros en vez de pensar en recibir regalos en el día de tu cumpleaños? ¡Sí! De eso se trata. De mostrar gratitud dando, siendo un canal de bendición para otros.

Vuelve a leer el versículo de hoy. Recuerda esto: las personas más felices son las que más gratitud manifiestan, no solo a Dios, sino también a sus semejantes. ¿Qué te parece? ¿Te animas a probar un cumpleaños diferente? ¡Un cumpleaños agradecido!

Gabriela

Loading

Más por Explorar

¿Quieres Saber más de nosotros?

ÚNETE A LA FAMILIA