Lunes 21 de Noviembre de 2022 | Matutina para Jóvenes | Nuestro compañero

Jóvenes noviembre 17, 2022
Escuchar el Post
Tiempo de lectura: 2 minutos

Nuestro compañero

«No los voy a dejar huérfanos; volveré para estar con ustedes». Juan 14: 18

Las últimas palabras de una persona suelen ser importantes, o al menos les conferimos importancia, al punto de mencionarlas cuando hacemos un recuento de la vida de la persona. Las últimas palabras de Henry Ford fueron: «Voy a dormir bien esta noche». Se le ha dado mucha importancia a lo que Jesús dijo mientras pendía de la cruz. Pero lo más importante lo expresó la noche anterior a su muerte, en el aposento alto, durante la última cena.

En aquella cena Jesús enseñó a sus discípulos la clave para seguir viviendo una vez que él ascendiera al cielo. Jesús comunicó dos secretos, dos pilares de verdad que brindan apoyo a todas las otras verdades de la vida cristiana. El primer secreto: la clave de su ministerio era su unión vital con el Padre. El segundo fue acerca de sus seguidores. Dijo que nuestra vida cristiana depende de nuestra unión con el Espíritu Santo. En esas últimas horas de Jesús con sus discípulos, él les dio un anuncio impactante. Les anunció que partiría y esto los dejó perplejos. ¿Sabes cuál fue la solución de Jesús? «No los voy a dejar huérfanos. Volveré para estar con ustedes» (Juan 14: 18).

¡Qué respuesta tan considerada y amorosa para aquel grupo atrapado por el miedo y la incertidumbre! Además, Jesús también mencionó que mientras tanto, el Espíritu Santo estaría con sus discípulos siempre (ver Juan 14: 16, 17). Jesús había estado con ellos, pero el Espíritu estaría en ellos y viviría en ellos para siempre. De hecho, Jesús dijo que les convenía que él se fuera (Juan 16: 7). ¿Cuál es la razón de esa conveniencia? «Solo podemos ser hechos idóneos para el cielo mediante la obra del Espíritu Santo en el corazón […]. Necesitamos ser transformados diariamente por la influencia del Espíritu para ser participantes de la naturaleza divina» (Elena G. de White, Mensajes selectos, t. 1, p. 439).

Unas doce horas antes de la cruz, @Jesús prometió su Espíritu a sus discípulos, y las palabras que pronunció momentos antes de la ascensión conforman su mensaje para ti en este día: «Pero cuando el Espíritu Santo venga sobre ustedes, recibirán poder y saldrán a dar testimonio de mí, en Jerusalén, en toda la región de Judea y de Samaria, y hasta en las partes más lejanas de la tierra» (Hechos 1: 8).

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Síguenos en los medios sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja un comentario