Lección 1 Edición Adultos: “EL CRISOL DEL PASTOR” Para el 2 de Julio de 2022

Escuela Sabática junio 24, 2022
Escuchar el Post
Tiempo de lectura: 9 minutos

 

EL CRISOL DEL PASTOR

Lección 1: Para el 2 de julio de 2022

Sábado 25 de junio

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Salmo 23; Romanos 12:18-21.

PARA MEMORIZAR:

“Confortará mi alma; me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre”
(Sal. 23:3).

Sofi se recostó contra la puerta de su cuarto y se dejó caer hasta el suelo. Se
le llenaron los ojos de lágrimas y, de un momento a otro, estaba sollozando.
“¿Cómo pudo hacerme esto? ¡Cómo!” Sofi acababa de recibir una noticia que
le rompió el corazón. Alguien que pensaba que era su amigo, alguien a quien respetaba y en quien confiaba, estaba esparciendo chismes horribles sobre ella para arruinar su reputación y el trabajo que había estado haciendo. Tomó su Biblia de la cama, y de repente se puso a leer algunas palabras muy conocidas: “Confortará mi alma; me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre. Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento” (Sal. 23:3, 4).
“¡Claro que esto no es posible!”, soltó de golpe. Pero la lógica parecía ineludible. El Pastor del salmo guiaba a sus ovejas por sendas de justicia, pero estas
mismas sendas también parecían serpentear hacia el valle de sombra de muerte. ¿Podría ser que Dios usara incluso esta dolorosa traición de un amigo, este valle oscuro, para instruirla en justicia? Un vistazo a la semana: ¿En qué momentos creciste más espiritualmente, en los momentos fáciles o en los más difíciles?

Reavivados por su Palabra: 6 Hoy, Deuteronomio 11.

Domingo 26 de junio
UNA GUÍA PARA EL VIAJE: EL PASTOR
“Jehová es mi pastor; nada me faltará” (Sal. 23:1).
Se pidió a algunos niños que hicieran un dibujo de Dios. Sin excepción, cada uno hizo un dibujo con un corazón en algún lugar. Cuando se les preguntó por qué, declararon unánimemente que Dios es amor. Así de sencillo.
Es fácil tener una buena opinión de Dios y sus propósitos cuando todo va bien. Pero, a medida que envejecemos y la vida se vuelve más difícil y complicada, nuestra visión de Dios a menudo cambia. Dios no cambia, por supuesto (Heb. 13:8; Sant. 1:17); pero nosotros, sí. Como el pastoreo era la forma de vida de la gente en la época del Antiguo Testamento, el Salmo 23 usa la imagen de un pastor para describir la forma en que Dios nos cuida y atiende. Tanto el Antiguo Testamento como el Nuevo Testamento utilizan el símbolo de un pastor para referirse a Dios. Es una imagen maravillosa, y además inmutable. Antes de considerar el Salmo 23, analicemos cómo entienden varios autores bíblicos la obra y el carácter del Pastor a lo largo de la Biblia.
¿Qué aprendes acerca del Pastor en cada uno de los siguientes versículos?
Isa. 40:11
Jer. 23:3, 4
Eze. 34:12
Juan 10:14-16
1 Ped. 2:25
Ahora volvamos al Salmo 23. ¿Qué hace el Pastor para cuidar a sus ovejas?
Sal. 23:2
Sal. 23:3
Sal. 23:4
Sal. 23:5
Sal. 23:6
¿Qué significa para ti saber que hay Alguien así que te cuida? ¿Cómo podrías utilizar esta imagen para animar a alguien cuyo concepto de Dios se ha ensombrecido debido a sus luchas, cualesquiera que sean?

Reavivados por su Palabra: Hoy, Deuteronomio 12. 7

Lunes 27 de junio
SITIOS EN EL TRAYECTO
“Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre” (Sal. 23:3).
Imagina que las “sendas de justicia” (Sal. 23:3) se extienden delante de ti a la distancia. No puedes ver su conclusión, pero sabes que al final del viaje está el hogar, la casa de Dios. Al enfocarlos un poco más cerca de ti, ¿ves adónde conducen los caminos? Puedes ver algunos lugares con claridad, pero otras partes están totalmente obstruidas por obstáculos grandes o peligrosos. A veces, el camino desaparece sobre una cresta. Algunas partes del camino son fáciles de recorrer; otras, son difíciles. Así era cuando Israel viajó de Egipto a la Tierra
Prometida, y este salmo lo describe de la misma manera. Identifica, en el Salmo 23, los lugares por los que David ve pasar a las ovejas cuando siguen las sendas de justicia mientras se dirigen a la casa de Jehová.

Pero ¿por qué estas sendas se llaman “sendas de justicia”, o “caminos correctos”
(RVC)? Hay cuatro razones importantes. En primer lugar, son caminos correctos porque conducen al destino correcto: la casa del Pastor. En segundo lugar, son caminos correctos porque nos mantienen en armonía con la persona adecuada: el mismísmo Pastor. En tercer lugar, son caminos correctos porque nos capacitan para ser las personas correctas, al igual que el Pastor. En cuarto lugar, son caminos correctos porque nos dan el testimonio acertado: a medida que nos transformamos en las personas correctas, damos gloria al Señor. Son caminos “correctos”, o sendas “de justicia”, ya sea que el recorrido sea fácil o difícil. Es importante comprender que, cuando Dios nos guía, no se trata simplemente de que Dios entregue un paquete en su destino. Es mucho más que orientación y protección. Al igual que los tantos ejemplos de la Biblia en los que Dios guía a su pueblo (ya sea a Abraham con sus promesas o a Israel con la columna de fuego y la nube), cuando Dios guía, siempre instruye a su pueblo en justicia. ¿Cuán consciente eres de que la justicia es la prioridad del Pastor para tu vida?
¿De qué modo las pruebas pueden cambiar tu vida para que reflejes mejor el
carácter de Cristo?

Reavivados por su Palabra: 8 Hoy, Deuteronomio 13.

Martes 28 de junio
DESVÍO INESPERADO 1: EL VALLE
“Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento” (Sal. 23:4).
Sería bueno que las sendas de justicia pasaran solo por las orillas cubiertas de hierba de los frescos arroyos. Pero, no es así como las pinta David. Estas sendas también pasan por el valle de sombra de muerte, un lugar que no tenemos muchas ganas de visitar. En ciertas épocas del año, los wadis y los barrancos que se encuentran en Israel son propensos a inundaciones repentinas, que podrían llegar inesperadamente y resultar abrumadoras. Estos lugares también son particularmente estrechos, con laderas empinadas que bloquean la luz. Por lo tanto, la “sombra de muerte” representa una “sombra muy profunda” o una “densa oscuridad”.
Piensa en las veces que has estado en tu propio “valle de sombra de muerte”. ¿Qué sentiste? ¿Tuviste miedo, aunque sabías que el Pastor estaba allí? ¿Qué versículos bíblicos apreciaste más en ese momento y por qué? ¿Por qué crees que las ovejas terminaron en el valle? ¿Piensas que las ovejas llegaron allí solas o que el Pastor guio a las ovejas por ese camino? Justifica tu respuesta. Elisabeth Elliot escribe: “Un cordero que se encuentra en el valle de sombra de muerte podría llegar a la conclusión de que lo guiaron falsamente. Era necesario que él atravesara esa oscuridad para aprender a no temer. El pastor todavía está con él” (E. Elliot, Quest for Love, p. 218).
¿Alguna vez sentiste que te “guiaron falsamente” al valle? ¿Cómo respondiste a Dios durante esos momentos? ¿Por qué crees que el Pastor estaría dispuesto a asumir el riesgo de ser malinterpretado al permitirnos entrar en un valle oscuro?
Reavivados por su Palabra: Hoy, Deuteronomio 14. 9

Miércoles 29 de junio
DESVÍO INESPERADO 2: LA MESA PREPARADA
“Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando” (Sal. 23:5). A lo largo de la vida, inevitablemente nos toparemos con algunos enemigos. ¿Cómo tratar con ellos? ¿Alguna vez pasaste noches en vela, dando vueltas en la cama, soñando formas de vengarte de quienes tratan de lastimarte o de destruir tu trabajo? Suele ser difícil para los cristianos saber cómo comportarse con los enemigos.
¿Qué clase de enemigos has tenido en tu vida? ¿Cómo respondiste a quienes intentaron lastimarte a ti o a tus seres queridos? ¿Cuánto te apegaste a las palabras de Cristo en Mateo 5:44, o a las de Pablo en Romanos 12:18 al 21? En Salmo 23:5, David nos muestra una forma interesante de tratar con los enemigos. Al mirar más bien lo que Dios está haciendo en su favor, a David se le opaca la presencia de ellos. Y Dios está allí, preparándole un banquete. En la cultura de David, cuando un invitado de honor llegaba a un banquete, el anfitrión ungía su cabeza con aceite cuando el invitado estaba a punto de entrar al salón del banquete. El aceite era una mezcla de aceite de oliva y perfume. A continuación, lo invitaba a sentarse frente a mucha más comida de la que podría llegar a comer.

Los tres elementos (mesa, aceite, copa) del Salmo 23:5, ¿cómo podrían ayudarnos a recordar que Dios es quien los provee, aunque estemos en el valle? Pablo nos recuerda: “No tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes” (Efe. 6:12). Nuestros enemigos incluyen a los que vemos y a los que no vemos. Nos guste o no, estamos rodeados. Sin embargo, cuando estamos con el Pastor, ningún enemigo, visible o invisible, puede robarnos lo que él nos concedió. Reflexiona sobre el trato que te brindó el Pastor cuando estabas rodeado de enemigos. ¿Qué rescatas de esos momentos que te permita agradecer aun en medio de esas dificultades?
Reavivados por su Palabra: 10 Hoy, Deuteronomio 15.

Jueves 30 de junio
UNA PROMESA SEGURA PARA EL VIAJE
“Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, y en la casa de Jehová moraré por largos días” (Sal. 23:6). Cuando estamos en el valle o rodeados de enemigos, a veces es tentador creer que nos han dejado solos. En ocasiones sentimos que Dios no está haciendo mucho; razonamos que, si nos hubiese ayudado, no estaríamos en esa situación. Pero David obviamente no lo ve así.
A pesar de sus pruebas, ¿qué dos cosas menciona David en Salmo 23:6 de las que está seguro? (Ver también Efe. 1:4; 2 Ped. 1:10; Heb. 11:13-15.) Algunas traducciones rinden que la bondad y el amor inagotables (el compromiso del Pacto de Dios) me “seguirán” todos los días de mi vida. Sin embargo, el verbo original es mucho más fuerte, y el versículo debería decir que la bondad y el amor inagotables me “perseguirán” todos los días de mi vida. (De hecho, es el mismo verbo hebreo que se usa en versículos como Gén. 14:14; Jos. 10:19; y 1 Sam. 25:29, donde la idea de “persecución” es muy clara.)
¿Qué idea viene a tu mente si imaginas que la bondad y el amor inagotables te “persiguen”? ¿Qué crees que David quiso decirnos acerca de Dios al describir su cuidado por nosotros de esta manera? No importa cuán profundo sea el valle o cuán persistentes sean los enemigos, la certeza de la bondad y el amor inagotables de Dios y la seguridad de su dirección hasta el final de nuestro viaje son incuestionables. Si estos pensamientos pudieron sostener a Jesús hasta el Calvario, nosotros también deberíamos sentirnos animados.
No obstante, hay momentos en los que aquellos a quienes cuidamos están llenos de interrogantes. Como David, la mejor manera de abordar estas preocupaciones a menudo no es con una descripción teológica de lo que Dios puede hacer. Más bien, como nos muestra David en Salmo 23:6, es mediante una afirmación, el compartir una convicción personal de la verdad acerca de nuestro Dios.
Según tu conocimiento de Dios, ¿qué evidencias pueden ilustrar la certeza de que su bondad y su amor inagotables nos persiguen? ¿Qué evidencias podrías añadir
de la Biblia? ¿Cómo podrías compartir esto con quienes quizás estén cuestionando
la certeza del cuidado de Dios? ¿En qué sentido la Cruz es el mayor ejemplo
de esta “persecución”?

Reavivados por su Palabra: Hoy, Deuteronomio 16. 11

Viernes 1º de julio
PARA ESTUDIAR Y MEDITAR:
Lee Elena de White, Testimonios para la iglesia, t. 4, “Misioneros en el hogar”,
p. 144; El Deseado de todas las gentes, “El divino Pastor”, pp. 442-448.
“Los que al fin salgan victoriosos tendrán épocas de terrible perplejidad y
prueba en su vida religiosa; pero no deben desechar su confianza, pues es esta
una parte de su disciplina en la escuela de Cristo y es esencial para que toda la
escoria pueda ser eliminada. El siervo de Dios debe soportar con fortaleza los
ataques del enemigo, sus dolorosos vituperios, y debe vencer los obstáculos que
Satanás coloque en su camino. […]
“Pero, si miran hacia arriba, no hacia abajo, a sus dificultades, no desmayarán
en el camino; verán pronto a Jesús extendiendo su mano para ayudarlos, y solo
tendrán que tenderle la de ustedes con confianza sencilla, y dejar que los guíe.
A medida que cobren confianza, cobrarán esperanza. […]
“Hallarán en Cristo fuerza para formar un carácter fuerte, simétrico, hermoso.
Satanás no puede anular la luz que irradie de semejante carácter. […] Dios
nos ha dado su mejor don, su Hijo unigénito mismo, para elevarnos, ennoblecernos
y capacitarnos, invistiéndonos de su propia perfección de carácter para
que tengamos un hogar en su Reino” (MJ 60, 61).

PREGUNTAS PARA DIALOGAR:
1. ¿Hasta qué punto eres consciente de que la “terrible perplejidad y prueba”
que se presenta en tu vida en realidad puede formar parte de tu “disciplina
en la escuela de Cristo”?
2. ¿En qué medida nuestras ayuda, consuelo y aliento para los que viven en
el valle podrían ser parte de la forma en que el Pastor ayuda a las personas
a superar sus crisis? ¿Qué cosas podemos hacer como iglesia con el
fin de que el Señor nos use mejor para ayudar a los necesitados?
3. En clase, que cada persona tenga la oportunidad de hablar sobre cómo la
bondad y la misericordia los “persiguieron”. ¿Qué pueden aprender de las
experiencias de los demás?
4. Mediten sobre las últimas horas de la vida de Cristo, cuando entró en el
crisol. Por lo que podemos deducir, ya sea de la Biblia o de Elena de White
(El Deseado de todas las gentes es una gran fuente), ¿cómo pudo resistir Jesús
en su humanidad? ¿Qué podemos tomar de su ejemplo para nosotros
en los crisoles que también enfrentamos?

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Síguenos en los medios sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja un comentario