Jueves 17 de Noviembre de 2022 | Matutina para Jóvenes | Déjalo crecer en tu vida

Jóvenes noviembre 13, 2022
Escuchar el Post
Tiempo de lectura: 2 minutos

Déjalo crecer en tu vida

«Es necesario que él crezca, y que yo disminuya». Juan 3: 30, RV95

Llegó a la puerta de la empresa del hermano Andrés. Era del campo, era un muchacho pobre que venía a la ciudad a buscar una oportunidad y empezar una nueva vida. El hermano Andrés era muy conocido en la ciudad por su generosidad. Por eso, a Pablo le habían dicho que quien le podía ayudar era Andrés. Era una empresa de consultorías que asesoraba a bancos e instituciones para mejorar sus procesos. Estas asesorías eran muy bien valoradas por los empresarios, sobre todo porque Andrés se caracterizaba por ser un hombre de valores.

Él lo puso a cargo del aseo, pero Pablo dedicaba tiempo a crecer en otras áreas. Era muy atento y estaba pendiente de todo lo que se hacía allí en la empresa para aprender. Andrés le tomó mucho aprecio por ser muy respetuoso e inteligente. Por pedido de él mismo, lo llevó a su iglesia y le comenzó a enseñar su fe. Pronto entregó su vida a Jesús y se hizo miembro de la iglesia.

Andrés lo puso de mensajero y esporádicamente lo llevaba a sus exposiciones. Le enseñó a hablar en público, a preparar las charlas. Le dedicó tiempo para ponerlo a practicar y, cuando menos lo pensó, lo puso a dar su primera presentación en una pequeña empresa. Lo hizo exitosamente. De esa manera, pasó a ser uno más del grupo de conferencistas. Un día, cuando Andrés creyó que estaba listo, lo animó a iniciar su propio negocio y le dio lo básico para hacerlo. Se fue a una ciudad vecina y allí perfeccionó sus técnicas, añadiéndole ayudas tecnológicas. Su negocio creció rápidamente y se convirtió en el mejor y más avanzado en todo el país. Un día, uno de los empleados de Andrés vino corriendo a su oficina a darle la noticia.

—Es el más apetecido y muchos de nuestros clientes lo están utilizando.

Sin inmutarse, Andrés le respondió:

—Lo preparé para que fuera el mejor, y lo está haciendo».

Esa actitud es muy escasa hoy en día, todos queremos ser el número uno, y en materia de salvación es peligroso tomar el lugar que le corresponde a Dios. Hemos de dejar que Jesús crezca cada día en nuestra vida, darle el protagonismo a él, y cosecharemos los resultados.

Hoy, el mensaje de @Dios para ti es: «Deja que mi Hijo crezca, y tu ego y tus pecados disminuyan. Ese es el secreto del éxito espiritual».

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Síguenos en los medios sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja un comentario