Jueves 04 de Agosto de 2022 | Matutina para Menores | Secretos del éxito I

Matutinas julio 31, 2022
Escuchar el Post
Tiempo de lectura: 2 minutos

Secretos del éxito I

“Así venció David” (1 Samuel 17:50 p.p.).

Admiro a las personas exitosas. Me gusta conocer cómo obtuvieron victorias. Aquel niño que aprende a tocar un instrumento musical, o aquel que administra las horas de cada día para hacer incluso lo que le gusta.

En la Biblia hay varios personajes exitosos, pero hay pocos como David, quien enfrentó al gigante Goliat. Esta historia está narrada en 1 Samuel 17. Allí encontramos siete secretos que puedes aplicar en tu vida.

1.David era obediente y acudió al llamado de su padre, Isaí, que le dio pan para que lo llevase a sus hermanos que estaban en el campamento enfrentando a los filisteos. Aquí podemos aprender que hay un Padre celestial al que debemos acudir cada mañana para recibir el pan espiritual de su Palabra, la Biblia. Y cuanto más recibamos, más vamos a transmitir ese pan a quienes nos rodean, nuestros hermanos en la fe. Podremos llevar “canastas llenas” y volver por más, pues Jesús proveerá alimento hasta que sobre.

2.Cuando David llegó, vio a Eliab, su hermano mayor, quien se enojó con él y le empezó a decir cosas feas. Lee el versículo 28. Eliab tenía celos de David. Cuando Samuel fue a buscar un rey a casa de Isaí, pensó que podría ser este joven, Eliab, pero Dios lo desechó (1 Sam. 16:7). Uff, ¡qué frase fuerte! Lo desechó a pesar de su aspecto hermoso, porque Dios no mira el parecer de las personas, sino que mira el corazón; y aquí con esta actitud, Eliab mostró cuán peleador, celoso y malhumorado era. Pero me gusta pensar en cómo actuó David: se apartó de él. El versícu­lo 30 cuenta que no fue hipersensible ni se enfureció. Siguió adelante con lo que se había propuesto.

3.Ya decidido a enfrentar al gigante, el rey le da consejos. El versículo 33 dice: “Tú no puedes ir contra este filisteo a pelear con él, porque tú eres un muchacho y él ha sido un guerrero desde su juventud”. Sin embargo, David sabía que “no tenemos nada que temer del futuro, excepto que olvidemos la manera en que el Señor nos ha conducido y sus enseñanzas en nuestra historia pasada” (CPI 517). Y él había visto la mano de Dios cuidándolo muchas veces. Cuando fieras se acercaban y sus ovejas peligraban, había vencido a osos y leones. “Y este filisteo será como uno de ellos” (ver. 36).

Hemos visto los tres primeros secretos para enfrentar aquellas cosas que nos atemorizan y hacen peligrar nuestro éxito. Detecta cuáles son y sigue adelante con fe, aferrándote con fuerza del Todopoderoso.

Mirta

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Síguenos en los medios sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja un comentario