Hemorroides

Blog enero 6, 2022
Escuchar el Post
Tiempo de lectura: 3 minutos

¿En que consiste una hemorroide?

Las hemorroides, también llamadas almorranas, son venas hinchadas en el ano y la parte inferior del recto, similares a las venas varicosas. Las hemorroides pueden desarrollarse dentro del recto (hemorroides internas) o debajo de la piel alrededor del ano (hemorroides externas).

Casi tres de cada cuatro adultos tendrán hemorroides de vez en cuando. Las hemorroides tienen varias causas, pero a menudo la causa se desconoce

¿Cuáles son los tipos de hemorroides?

Hemorroides externasEstas se ubican debajo de la piel que rodea el ano.
Hemorroides internasSe encuentran dentro del recto, por lo general, no se pueden ver o sentir y en rara ocasión causan malestar.
Hemorroides trombosadasSi la sangre se acumula en una hemorroide externa y forma un coágulos (trombo).

¿Qué síntomas se pueden presentar?

  • Hemorroides externas
    • Picazón o irritación en la zona anal
    • Dolor o molestia
    • Hinchazón alrededor del ano
    • Sangrado , o presencia de sangre al limpiarse
  • Hemorroides internas
    • Sangrado indoloro durante las deposiciones.
    • Puedes notar pequeñas cantidades de sangre de color rojo brillante en el papel higiénico o en el inodoro.
    • Dolor e irritación.
  • Hemorroides trombosadas
    • Dolor intenso
    • Hinchazón
    • Inflamación
    • Un bulto duro cerca del ano

¿Cuáles pueden ser las posibles causas de una hemorroide?

Las venas alrededor del ano tienden a estirarse debido a la presión y pueden sobresalir o hincharse. Las hemorroides se pueden desarrollar por un aumento de la presión en la parte inferior del recto debido a:

  • Un sobreesfuerzo al evacuar los intestinos
  • Sentarse durante largos períodos en el inodoro
  • Tener diarrea crónica o estreñimiento
  • Ser obeso
  • Estar embarazada
  • Tener relaciones sexuales anales
  • Seguir una dieta con un bajo contenido de fibras
  • Levantar cosas pesadas con regularidad

Factores de riesgo de una hemorroide

A medida que envejeces, tu riesgo de sufrir hemorroides aumenta. Esto se debe a que los tejidos que sostienen las venas en el recto y el ano pueden debilitarse y estirarse. Esto también puede ocurrir durante el embarazo, ya que el peso del bebé ejerce presión sobre la región anal.

Complicaciones de las hemorroides

Las complicaciones de las hemorroides son raras, pero incluyen lo siguiente:

  • Anemia.
    • En raras ocasiones, la pérdida crónica de sangre a causa de las hemorroides puede causar anemia, en la cual no tienes suficientes glóbulos rojos saludables para transportar oxígeno a las células.
  • Hemorroide estrangulada.
    • Si se interrumpe el suministro de sangre a una hemorroide interna, la hemorroide puede ser “estrangulada”, lo que puede causar dolor extremo.
  • Coágulo sanguíneo.
    • Ocasionalmente, se puede formar un coágulo en una hemorroide (hemorroide trombosada). Aunque no es peligroso, puede ser extremadamente doloroso y a veces necesita ser punzado y drenado.

¿Cómo prevenir la formación de hemorroides?

La mejor manera de prevenir las hemorroides es mantener tus deposiciones blandas para que pasen fácilmente. Para prevenir las hemorroides y reducir los síntomas de hemorroides, sigue estos consejos:

  • Come alimentos ricos en fibra.
  • Come más frutas, verduras y cereales integrales.
    • Hacerlo ablanda las heces y aumenta su volumen, lo que te ayudará a evitar el esfuerzo que puede causar hemorroides.
  • Agrega fibra a tu dieta progresivamente
    • Ayuda a prevenir problemas de gases.
  • Bebe mucho líquido.
    • Bebe entre seis y ocho vasos de agua y otros líquidos (no alcohol) por día para mantener tus deposiciones blandas.
  • Considera agregar suplementos de fibra.
    • La mayoría de las personas no consumen la cantidad recomendada de fibra (de 20 a 30 gramos al día) en su dieta.
    • Los estudios han demostrado que los suplementos de fibra de venta libre, como el psyllium (Metamucil) o la metilcelulosa (Citrucel), mejoran los síntomas generales y el sangrado de las hemorroides.
  • Si usas suplementos de fibra, asegúrate de beber al menos ocho vasos de agua u otros líquidos cada día. De lo contrario, los suplementos pueden causar o empeorar el estreñimiento.
  • No hagas esfuerzos.
    • Hacer esfuerzos y contener la respiración mientras evacuas los intestinos genera una gran presión en las venas de la parte inferior del recto.
  • Ve al baño apenas sientas la necesidad.
    • Si esperas para evacuar y el impulso desaparece, la materia fecal podría secarse y ser más difícil de evacuar.
  • Haz ejercicio.
    • Mantente activo para prevenir el estreñimiento y para reducir la presión en las venas, lo cual puede ocurrir ante períodos largos estando parado o sentado.
    • El ejercicio también puede ayudarte a perder el exceso de peso que podría estar contribuyendo a las hemorroides.
  • Evita estar sentado durante mucho tiempo.
    • Estar sentado durante mucho tiempo, en especial en el inodoro, puede aumentar la presión en las venas del ano.

Bibliografía

Hemorroides: Manual MSD. (s.f.). Obtenido de https://www.msdmanuals.com/es-cr/hogar/trastornos-gastrointestinales/trastornos-anales-y-rectales/hemorroides

Hemorroides: Mayo Clinic. (14 de Diciembre de 2021). Obtenido de https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/hemorrhoids/symptoms-causes/syc-20360268#:~:text=Las%20hemorroides%20son%20venas%20hinchadas,hemorroides%20externas%20pueden%20causar%20dolor.

Hemorroides: MedinePlus. (31 de Agosto de 2021). Obtenido de https://medlineplus.gov/spanish/hemorrhoids.html

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Síguenos en los medios sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja un comentario