G. T. Ng, secretario de la Iglesia Adventista, anuncia su jubilación

Blog abril 4, 2021
Escuchar el Post
Tiempo de lectura: 4 minutos

Experimentado misionero y administrador dejará su cargo el 1 de junio de 2021.


G. T. Ng. un experimentado pastor, misionero y administrador adventista ha anunciado que se jubilará el 1 de junio de 2021. La jubilación de Ng se produce después de casi once años como secretario ejecutivo de la Asociación General de la Iglesia Adventista del Séptimo Día y muchos años en diversos puestos de liderazgo.

El 30 de marzo de 2021, en una carta a los directivos regionales de las divisiones de la Iglesia Adventista en el mundo, Ng anunció su jubilación “con profunda tristeza”. Añadió, sin embargo, que ha sido un privilegio destacado trabajar con personas de diversos trasfondos para contribuir al crecimiento del reino de Dios. “Nos [hemos complementado] mutuamente, y eso es algo especial”, expresó.

En comentarios a la Adventist Review, Ng explicó algunos de sus sentimientos encontrados en lo que respecta a su decisión de jubilarse. “[A partir del] 1 de junio, quedaré con solo una jefa: mi esposa”, bromeó Ng con su humor marca registrada, y añadió: “Es una agonía inenarrable tener que dejar el trabajo que amo y los colegas y amigos que atesoro. Pero para mí, la misión continúa aun después de la jubilación”.

Décadas de servicio fiel

Ha sido una larga travesía para el oriundo de Singapur Ng, desde que sintió el llamado al ministerio pastoral a los 18 años. “Comencé mi travesía [de trabajar para] el Señor hace casi medio siglo en la línea de vanguardia de la misión, y ahora el viaje ha sido completado en el corazón de la misión”, dijo Ng. “El Señor ha sido sumamente bondadoso conmigo durante toda mi vida. Es su gracia maravillosa la que me ha sustentado y ha sustentado mi ministerio en las buenas y en las malas. He hallado que él es fiel y plenamente digno de confianza”.

Ng analizó su extensa experiencia en diversos cargos y campos de servicio en lo que denominó “mis travesías con Dios”. Entre ellas, se refirió a sus comienzos junto con su esposa Ivy, cuando fueron como joven pareja a trabajar como misioneros en Phnom Penh, Camboya, en 1973, hasta que tuvieron que ser repentinamente evacuados en 1975, antes de que el país cayera ante el régimen Khmer Rouge. A esto le siguió el tiempo que pasaron en el “ministerio en el desierto” en Tailandia y Malasia. “La iglesia nos puso aquí y allá temporariamente, sin saber cuándo enviarnos de regreso a Camboya”, recordó.

El servicio de los Ng continuó en su nativa Singapur, donde fue capellán del Hospital Adventista Youngberg Memorial y más tarde director de ministerios jóvenes de la Unión del Sudeste Asiático. Años después, fue profesor en el seminario teológico del Instituto Adventista Internacional de Estudios Avanzados (AIIAS) en las Filipinas, hasta que fue elegido como secretario ejecutivo de la División de Asia Pacífico Sur, con sede cerca de la universidad en las Filipinas. En 2005, fue elegido como secretario asociado de la Asociación General, y en 2010, en el Congreso de la Asociación General en Atlanta, fue votado como secretario ejecutivo de la Asociación General.

Como secretario de la Asociación General

Como secretario ejecutivo de la Iglesia Adventista, Ng ha enfatizado la importancia de mantener registros exactos de los miembros en todo el mundo. Combinado con la necesidad de tener registros exactos, Ng ha puesto especial énfasis en la retención de miembros. Su secretaría también coordina el extensivo programa misionero de la iglesia.

Para Ng, “La misión es la orden de marcha de la iglesia”. En ese sentido, ha enfatizado vez tras vez que el desafío más grande que enfrenta la iglesia es cambiar la cultura de que los miembros sean meros espectadores, en la que los pastores hacen la mayor parte del trabajo, a una cultura en que se abrace y practique el sacerdocio de todos los creyentes. “Cada miembro es un evangelista”, ha expresado a menudo.

Al reflexionar en el servicio de Ng a la iglesia, Ted N. C. Wilson, presidente de la Asociación General de la Iglesia Adventista, dijo: “El pastor Ng ha sido una bendición enorme a la familia de la iglesia mundial de Dios. Su énfasis constante en la misión y su énfasis en el liderazgo cristiano han sido apreciados grandemente. Se extrañará su espíritu positivo y agradable. Ha sido un gran privilegio trabajar con él estos años, y le deseamos a él y a su esposa Ivy las bendiciones más ricas de Dios en su testificación continua por el Señor y su pronto regreso”.

Al repasar sus décadas de servicio, Ng se mostró reacio a hablar de sus logros (“Los logros humanos están en el polvo; toda la gloria es para el Señor”, expresó). Al mismo tiempo, Ng reflexionó en su travesía: “Todos los planes que el Señor me inspiró para que hiciera, he tratado de cumplirlos con lo mejor de mi capacidad”. Y, añadió, “mi servicio a la iglesia es un privilegio destacado y no un derecho. Siento una profunda humildad”.

Traducción de Marcos Paseggi

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Síguenos en los medios sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja un comentario