¿Es este el fin?

Tiempo de lectura: 4 minutos

29 de diciembre del 2022 | Silver Spring, Maryland, Estados Unidos | Ted N.C. Wilson, President de la Asociación General de los Adventistas del Séptimo Día

¡Saludos amigos! Hoy, estamos a las puertas de un nuevo año, y una pregunta natural que viene a la mente es: “¿Cuántos años más hasta que venga Jesús? ¿Realmente estamos viviendo en el fin de los tiempos?”

Curiosamente, no somos los únicos que hacemos estas preguntas. Recientemente, una organización muy conocida y respetada en los Estados Unidos, conocida como el Centro de Investigación Pew, realizó una encuesta preguntando si la gente cree o no que estamos viviendo en los «últimos tiempos».

Dos de cada cinco estadounidenses encuestados respondieron afirmativamente, creyendo que «estamos viviendo en los últimos tiempos». Esta respuesta incluía tanto a cristianos como a los que no profesaban ninguna religión.

Además, la encuesta reveló que el 55 por ciento de los adultos estadounidenses creen que Jesús regresará a la Tierra algún día y, curiosamente, incluso algunos que afirman ser ateos, agnósticos o creer «nada en particular» indicaron que creían que algún día Jesús regresaría. [i]

Por supuesto, como Adventistas del Séptimo Día, creer en la Segunda Venida de Jesús, es fundamental para lo que somos como Adventistas. Creemos en el inminente y visible regreso de Cristo Jesús, confiando en Su hermosa promesa que se encuentra en Juan 14:1-3:

“No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí. En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.” (RV60).

La Segunda Venida de Cristo es la gran esperanza de los siglos, es la esperanza que arde en nuestros corazones, ¡es el clímax de toda la historia! Y amigos, ¡yo creo con todo mi corazón que Jesús viene pronto!

Estamos viviendo tiempos increíbles. Aquellos que están en sintonía con la profecía bíblica y los eventos tanto dentro, como fuera de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, se dan cuenta de que Dios está haciendo algo inusual. La gente tiene hambre de la verdad, anhela algo mejor que lo que el mundo tiene para ofrecer, y existe una sensación real de que el mundo está al borde de algo monumental.

Si bien nadie debería predecir una fecha específica, se nos han dado señales en la Biblia que apuntan al tiempo justo antes del regreso del Señor, ¡y ese tiempo es ahora!

Al darnos cuenta de la cercanía de la Segunda Venida, la urgencia de proclamar el mensaje de los tres ángeles se hace evidente. El clamor debe salir a toda nación, tribu, lengua y pueblo: “Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas.” (Apocalipsis 14:7).

Sin embargo, para poder proclamarlos, primero debemos internalizar estos mensajes por nosotros mismos, recibiéndolos, creyéndolos y siendo reavivados por ellos. ¿Cómo nos reavivan estos mensajes especiales? Están llenos de luz y, a medida que estos mensajes se vuelven parte de nosotros, brillan a través de nosotros como una luz para los demás. Entonces entendemos cuán vital y verdaderos son estos mensajes y porque amamos a Dios, queremos compartir con otros, esta verdad que cambia vidas. Esta es nuestra comisión de parte de Jesús mismo, como se da en Apocalipsis 14. Es una comisión para Su pueblo remanente, y es una obra que no se le ha dado a nadie más.

Mientras esperamos el nuevo año y el privilegio que tenemos de permitir que Dios brille a través de nosotros, se nos da este consejo inspirado a través de los escritos de Elena de White:

“…con el comienzo de este nuevo año, debéis dedicaros a Dios. Ahora entregaos a Él, en alma, cuerpo y espíritu, para hacer Su voluntad. Dejad todo egoísmo… todas vuestras faltas y pecados que os acosan. muere con el año viejo. Comienza este nuevo año para la gloria de Dios. Ora a Él, mañana, tarde y noche, para que te dé un espíritu manso y humilde, un temperamento apacible, una disposición afectuosa. Vive como nunca viviste. Comienza este nuevo año con nuevos sentimientos, nuevos deseos y una fuerte determinación de glorificar a Dios” (Youth’s Instructor, 1 de enero de 1856).

Al comenzar este nuevo año, ¿estás dispuesto a entregarte sin reservas al Señor? ¿Estás dispuesto a ser usado por Él en estos últimos días de la historia de la tierra para compartir amorosa y poderosamente Su mensaje final de redención, amor y juicio como se proclama en los mensajes de Sus tres ángeles? Si es así, te invito a orar conmigo ahora mismo.

Padre en el cielo, te agradecemos que nos hayas preservado durante este último año. Y ahora que entramos en un nuevo año, lo hacemos firmemente colocando nuestra mano y nuestro corazón a tu cuidado. Guíanos y ayúdanos a ser una luz que brilla desde el cielo, brillando a través de su poder, a través de nosotros para tocar la vida de los demás. Por favor, Señor, ayúdanos a compartir los preciosos mensajes de los tres ángeles de una manera poderosa y encantadora. Porque estamos conectados con el Cielo mismo. Cámbianos, reavívanos y refórmanos. Haznos tus luces aquí en esta tierra mientras nos acercamos al pronto Segundo advenimiento de Cristo. En el nombre de Jesús te lo pedimos. Amén.

 

The post ¿Es este el fin? appeared first on Iglesia Adventista del Séptimo Día – División Interamericana.

Loading

Más por Explorar

¿Quieres Saber más de nosotros?

ÚNETE A LA FAMILIA