EL MODELO DE JESÚS

EGW diciembre 10, 2022
Escuchar el Post
Tiempo de lectura: 2 minutos

 

 

 

El admirable  ejemplo de la vida de Cristo, la inigualable ternura  con la cual él se aproximó  a los sentimientos  del alma oprimida, llorando con el que lloraba, gozándose  con el que se gozaba en su amor, deben  tener una profunda influencia sobre el carácter de todos los que aman a Dios y guardan sus mandamientos.

Deben  dar  simpatía,  no  de  mala  gana  sino  liberalmente;  mediante palabras  y actos  bondadosos,   deben  procurar que  el camino   resulte  tan fácil para los pies cansados como desean que sea el camino para sus propios pies.  Cuando  recibimos diariamente y cada hora la bendición de Dios, no podemos hacer menos para manifestar nuestra gratitud que tener  un interés bondadoso y generoso  en aquellos  por  quienes  Cristo  murió  (Nuestra elevada vocación, p.  185).

Si nos  hemos  convertido  en discípulos  de Cristo,  aprenderemos  de él, cada día aprenderemos cómo vencer  algún  rasgo de carácter detestable, cada día copiaremos su ejemplo y nos acercaremos un poco más al Modelo. Si alguna vez hemos de heredar esas mansiones  que él ha ido a prepararnos, aquí debemos  estar  formando  caracteres  tales como  los  de los moradores de allí.

Los requisitos  de Dios  son  hechos  con  sabiduría y bondad.  Al obedecerlos, la mente  se expande, mejora el carácter y el alma encuentra paz y descanso que el mundo no puede dar ni quitar (That I May Know Him, p. 121; parcialmente en A fin de conocerle, p.  122).

Así dio Cristo su mandato  a sus discípulos. Proveyó ampliamente para la prosecución  de la obra y tomó  sobre sí la responsabilidad de su éxito. Mientras ellos obedeciesen  su palabra  y trabajasen en relación  con  él, no podrían   fracasar.  Id  a todas  las naciones,  les ordenó.  Id  hasta  las partes más lejanas del globo  habitable, pero  sabed  que  mi presencia  estará allí. Trabajad  con fe y confianza,  porque  nunca  llegará el momento en que yo os abandone.

El mandato que  dio  el Salvador  a los discípulos  incluía  a todos  los creyentes en Cristo  hasta el fin del tiempo. Es un error fatal suponer que la obra de salvar almas solo depende  del ministro ordenado. Todos  aquellos a quienes llegó la inspiración  celestial, reciben  el evangelio en cometido. A todos los que reciben  la vida de Cristo se les ordena  trabajar  para la salvación de sus semejantes …

Cualquiera sea la vocación  de uno  en la vida, su primer  interés  debe ser ganar  almas para  Cristo.  Tal  vez no pueda  hablar  a las  congregaciones, pero  puede  trabajar  para los individuos.  Puede  comunicarles  la instrucción recibida   de  su  Señor.  El  ministerio   no  consiste  solo  en  la  predicación. Ministran aquellos  que alivian  a los enfermos y dolientes,  que ayudan  a los menesterosos, que dirigen palabras de consuelo a los abatidos y a los de poca fe …  Cristo quiere que sus siervos  ministren a las  almas  enfermas de pecado (El Deseado de todas las gentes,  pp. 761, 762).

#NotasdeElenaGWhite
#RadioJovenAdventista
#MeditacionesDiarias

Notas de Ellen G. White para la Escuela Sabática 2022.
4to. Trimestre 2022 «¿QUÉ ES EL HOMBRE? “LA VIDA ETERNA: LA MUERTE Y LA ESPERANZA FUTURA”»
Lección 12: «LA COSMOVISIÓN BÍBLICA»
Colaboradores: Wilber Valero & Esther Jiménez

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Síguenos en los medios sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?