EL LIBRE ALBEDRÍO, EL FUNDAMENTO DEL AMOR

Tiempo de lectura: 2 minutos

 

 

 

 

Cada  hombre está libre para elegir el  poder  que quiera  ver dominar sobre  él.  Nadie  ha  caído  tan  bajo,  nadie  es tan  vil que  no  pueda hallar        liberación  en  Cristo.  El endemoniado,  en  lugar  de oraciones,  no  podía sino pronunciar las palabras  de Satanás;  sin embargo,  la muda  súplica  de su corazón  fue oída.  Ningún clamor de un alma en necesidad,  aunque  no llegue a expresarse en palabras, quedará  sin ser oído. Los que consienten en hacer pacto con el Dios del cielo, no serán abandonados al poder de Satanás o a las flaquezas  de su propia  naturaleza.  Son  invitados  por  el Salvador: «Echen  mano … de mi fortaleza; y hagan paz conmigo.  ¡Sí, que hagan  paz conmigo!»  lsaías  27:5 (VM).  Los espíritus  de  las  tinieblas contenderán por  el alma que una vez estuvo bajo su dominio.  Pero los ángeles de Dios lucharán  por esa alma con una potencia que prevalecerá … Así empero  dice Jehová:  Cierto,  la cautividad será quitada al valiente, y la presa del robusto será librada; y tu pleito yo lo pleitearé, y yo salvaré a tus hijos». lsaías 49:24, 25 (El Deseado de todas las gentes,  p. 224).

Cuando nuestro  carácter no conocía  el amor  y éramos «aborrecibles» y nos aborrecíamos «unos  a otros»,  nuestro  Padre celestial  tuvo compasión de nosotros. «Cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres, nos salvó, no por obras de justicia que nosotros habíamos  hecho,  sino por su misericordia». Tito  3:3-5. Si recibimos  su amor, nos hará igualmente tiernos y bondadosos, no solo con quienes  nos agradan, sino también con los más defectuosos, errantes y pecaminosos.

Los hijos de Dios  son aquellos que participan de su naturaleza. No es la posición  mundanal, ni el nacimiento, ni la nacionalidad, ni los privilegios religiosos, lo que prueba que somos miembros de la familia de Dios; es el amor, un amor que abarca  a toda la humanidad. Aun los pecadores  cuyos corazones no estén herméticamente cerrados  al Espíritu de Dios responden a la bondad. Así  como  pueden   responder al odio  con  el odio,  también corresponderán al amor con el amor. Solamente el Espíritu de Dios devuelve el amor por odio. El ser bondadoso con los ingratos y los malos, el hacer lo bueno sin esperar recompensa, es la insignia de la realeza del cielo, la señal segura mediante la cual los hijos del Altísimo revelan su elevada vocación (El discurso maestro de Jesucristo, pp. 65, 66).

El ingenio del hombre, su criterio, su poder de realizar, todo proviene de Dios. Todo  debiera  ser dedicado  al servicio  de Dios.  Los principios de la Biblia deben  controlar a los siervos del Señor.  Sus obreros  deben  hacer siempre justicia y juicio,  guardando constantemente  el camino  del  Señor. «Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia»  Mateo 6:33  (Alza tus ojos, p. 72).

#NotasdeElenaGWhite
#RadioJovenAdventista
#MeditacionesDiarias

Notas de Ellen G. White para la Escuela Sabática 2022.
4to. Trimestre 2022 «¿QUÉ ES EL HOMBRE? “LA VIDA ETERNA: LA MUERTE Y LA ESPERANZA FUTURA”»
Lección 1: «REBELIÓN EN UN UNIVERSO PERFECTO»
Colaboradores: Wilber Valero & Esther Jiménez

Loading

Más por Explorar

¿Quieres Saber más de nosotros?

ÚNETE A LA FAMILIA