ECLESIASTÉS 2 – 5 NOVIEMBRE 2023 Atentos a su Palabra – Biblia

Tiempo de lectura: 2 minutos

INTERROGANTE: ¿QUÉ ACTIVIDADES QUE NOS ESFORZAMOS POR REALIZARLAS NO TIENEN SENTIDO Y SON SOLO VANIDAD?

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR:

“Miré yo luego todas las obras que habían hecho mis manos, y el trabajo que tomé para hacerlas; y he aquí, todo era vanidad y aflicción de espíritu, y sin provecho debajo del sol” (Ver. 11). 

COMENTARIO HISTÓRICO DE ECLESIASTÉS 2.

Habiendo mostrado el fracaso de la sabiduría, en este capítulo, Salomón muestra la frustración que conlleva la vanidad. Actualmente, las personas se han concentrado en la búsqueda del placer y ha resurgido el hedonismo, como la clave de la felicidad. Salomón enfatiza donde el placer se busca por el placer mismo, es seguro que no se halla el placer. Vemos al mundo absorto en sus propias diversiones. El amor a la indumentaria y los placeres está destruyendo la felicidad de millares…Algunos de los jóvenes tienen tanta afición a la ostentación, que hasta están dispuestos a renunciar al nombre de cristianos para seguir su inclinación a la vanidad y la indumentaria, y el amor a los placeres” (JT 1:350).

Muchos suponen que en la ADQUISICIÓN DE BIENES se obtiene la felicidad. Salomón quiso encontrar la felicidad en la adquisición de:

1) Casas y propiedades;

2) Producción agrícola de frutos y semillas;

3) Construcción de acueductos para aumentar las zonas de siembre y tener mayor producción;

4) Disponer de muchos trabajadores;

5) Acumulación de bonos e inversiones.

BÚSQUEDA DE PLACERES. Salomón no encontró la felicidad ni en las bebidas embriagantes, ni en las fiestas, ni la música, ni en los placeres sensuales, ya que ellos no proporcionan satisfacción perdurable.

CONCLUSIÓN. Salomón afirma que la felicidad no se encuentra en lo que se goza o en lo que se tiene, ya que sólo conduce a una frustración mayor. Busquemos lo eterno.

CITA SELECTA.

“Vemos al mundo absorto en sus propias diversiones. El amor a la indumentaria y los placeres está destruyendo la felicidad de millares. Y algunos de los que profesan amar y guardar los mandamientos de Dios, imitan a esa clase de personas, tanto como les es posible hacerlo sin perder el nombre de cristianos. Algunos de los jóvenes tienen tanta afición a la ostentación, que hasta están dispuestos a renunciar al nombre de cristianos para seguir su inclinación a la vanidad y la indumentaria, y el amor a los placeres” (JT 1:350).

ORACIÓN:

PADRE, TE SUPLICAMOS QUE TU SANTO ESPÍRITU NOS AYUDE A ALEJARNOS DE LAS VANIDADES QUE EL MUNDO NOS OFRECE. TE IMPLORAMOS QUE NUESTROS OBJETIVOS ESTÉN CENTRADOS EN LAS COSAS ETERNAS. POR JESÚS, AMÉN.

Loading

Más por Explorar

¿Quieres Saber más de nosotros?

ÚNETE A LA FAMILIA