Domingo 06 de Noviembre de 2022 | Matutina para Menores | El valor de las pequeñas cosas

Matutinas noviembre 2, 2022
Escuchar el Post
Tiempo de lectura: 2 minutos

El valor de las pequeñas cosas

“No se perderá ni la letra más pequeña ni una tilde de la ley” (Mateo 5:18).

Una vez que aprendemos a escribir, con el tiempo vamos puliendo detalles de la escritura. Así se van incorporando conceptos como, por ejemplo, que los nombres propios se escriben con mayúscula, o que si queremos preguntar algo se utilizan los signos de interrogación. Algunos de los signos de puntuación que más cuesta incorporar son la coma, los dos puntos y el punto. Y qué necesarios son. Fíjate en esta sentencia que fue enviada por telegrama a un convicto. ¡Qué útil hubiese sido saber dónde iba el punto! El corto pero importantísimo mensaje decía:

PERDÓN IMPOSIBLE PENA MUERTE.

El abogado defensor leyó: PERDÓN. IMPOSIBLE PENA MUERTE.

Pero el fiscal leía diferente: PERDÓN IMPOSIBLE. PENA MUERTE.

Cada uno lo acomodaba a su propia conveniencia. Pero el hecho fue que no había punto. ¡El valor de un pequeñísimo punto!

¿Le das valor a las pequeñas cosas? Ellos pueden hacer la diferencia. Jesús les dio valor a las cosas pequeñas. Observa el versículo de hoy en otra versión: “Porque de cierto os digo que antes que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la Ley, hasta que todo se haya cumplido”. Jesús hablaba de la letra más pequeña, y cuando dice “jota” es una referencia a la décima letra del alfabeto hebreo que se llama “iota”, y una tilde era una marca pequeña que se hacía a algunas letras para diferenciarlas de otras parecidas. Él daba valor a las cosas pequeñas y significativas de la vida.

Recordemos otro caso bíblico, para ilustrar cómo Jesús valoraba los detalles. En cierta ocasión, después de alimentar a una multitud, Jesús pidió que se recogieran los restos de panes y pescados. Parece que es un detalle de poca importancia en comparación con el milagro realizado. Pero los pequeños detalles tienen valor, y cuidar que nada se perdiese era importante para Jesús.

Cada día tenemos oportunidades para ser fieles y detallistas. Una palabra, un gesto solidario, una sonrisa… no cuestan y ¡cuán valiosos son! Nuestra vida se compone de pequeños actos, que podemos cumplir fielmente. ¿Te animas a agradecer a tu mami por sonreírte aun cuando te equivocas? ¿O a agradecer a una maestra que ha preparado una clase genial? Jesús lo verá.

Mirta

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Síguenos en los medios sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja un comentario