Domingo 05 de Diciembre de 2021 | Matutina para Mujeres | Gratitud, fuente de bienestar

Matutinas diciembre 5, 2021
Escuchar el Post
Tiempo de lectura: 2 minutos

Gratitud, fuente de bienestar

“Den siempre gracias a Dios el Padre por todas las cosas, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo” (Efe. 5:20).

La gratitud es un valor espiritual y moral que socialmente estamos olvidando; es una lástima, porque cambia las actitudes y conmueve los corazones. En el vocabulario de muchas personas, la palabra “grati­tud” está sencillamente ausente. Han olvidado decir gracias, y hace años o décadas que nadie les da las gracias a ellos. Esto es como vivir en un secarral.

Los beneficios de practicar diariamente la gratitud son muchos y muy bue­nos. Estudios psicológicos destacan los siguientes: 

La gratitud provee bienestar físico.La gratitud nos ayuda a combatir las emociones negativas. La gratitud es una actitud que nos acerca a Dios y los unos a los otros. 

Jesús fue un hombre agradecido. En su ministerio terrenal, hubo momentos en que mostró esa gratitud que abundaba en su corazón; gratitud, sobre todo, hacia el Padre celestial. Veamos algunos de estos pasajes: “Tomó en sus manos los siete panes y los pescados y, habiendo dado gracias a Dios, los par­tió y los dio a sus discípulos” (Mat. 15:36); “Quitaron la piedra, y Jesús, mirando al cielo, dijo: ‘Padre, te doy gracias porque me has escuchado’ ” (Juan 11:41); “Tomó en sus manos una copa y, habiendo dado gracias a Dios, se la pasó a ellos, diciendo: ‘Beban todos ustedes de esta copa’ ” (Mat. 26:27).

Una sola palabra: gracias. ¿Qué te parece si la cultivamos como hábito? Decir “gracias” produce contentamiento, lo que mueve los neurotransmisores del placer y hace experimentar una sensación de satisfacción y plenitud; de esta forma, al enfrentar situaciones estresantes, traumáticas y adversas, lo hace­mos con más fortaleza. 

Aunque parezca una declaración imposible de cumplir, la exhortación del apóstol Pablo encierra una verdad esencial: “Den gracias a Dios por todo, por­que esto es lo que él quiere de ustedes como creyentes en Cristo Jesús” (1 Tes. 5:18). La Palabra inspirada por Dios mismo nos dice: “Den gracias a Dios por todo”; aunque parezca imposible hacerlo, nos lleva a enfocarnos en las buenas cosas que suceden y a ver las malas como una posible fuente de apren­dizaje. Y por eso, porque aprendemos, podemos dar las gracias incluso por lo malo.

¿Qué te parece si comenzamos hoy dando gracias por la noche y el día, por la luz y la oscuridad, por lo dulce y lo amargo, y por todos los colores del arcoíris con que Dios pinta nuestra existencia?

Te invitamos a unirte a nuestro grupo de Telegram – https://bit.ly/AD-TE o a nuestro grupo de WhatsApp – https://bit.ly/AD-WA. Allí tendrás noticias, recursos descargables, podcasts y mucho más.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Síguenos en los medios sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja un comentario