DEUTERONOMIO 6 – 21 JUNIO 2022

Tiempo de lectura: 2 minutos

¿CÓMO OBEDECER EL MANDATO DE ENSEÑAR A NUESTROS HIJOS LOS MANDATOS DIVINOS?


VERSÍCULO PARA MEMORIZAR

“Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es. Y amarás a Jehová tú Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas. Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes” (Vers. 4-7). 


COMENTARIO HISTÓRICO – CAPÍTULO 6 DE DEUTERONOMIO

En los versículos 4-9 se tiene la confesión de fe más importante del judaísmo. Esta confesión se llama “Shema”, esta palabra hebrea se traduce como “oye o escucha”. La primera frase afirma la unicidad de Jehová; la segunda frase apela a la adoración exclusiva a Jehová con todo el ser. La tercera frase se presenta el desafío de transmitir estos mandatos a los hijos. Dios deposita en los padres de Israel y en los padres del Israel espiritual, la responsabilidad de transmitir por experiencia, el conocimiento de un Dios creador, sustentador, perdonador y salvador. El discernimiento de Dios se debía compartir con los hijos, en todas las circunstancias de la vida: en la casa, al caminar con la familia, cuando se acostaba a los hijos, y cuando se levantaban.

CITA SELECTA – CONDUCCIÓN DEL NIÑO, PÁG. 481

“Cada familia debiera erigir su altar de oración, comprendiendo que el temor de Jehová es el principio de la sabiduría. Si hay quienes en el mundo necesitan la fortaleza y el ánimo que da la religión, son los responsables de la educación y de la preparación de los niños. Ellos no pueden hacer su obra de una manera aceptable a Dios mientras su ejemplo diario enseñe a los que los miran en procura de dirección, que ellos pueden vivir sin Dios. Si educan a sus hijos para que vivan solamente esta vida, no harán preparativos para la eternidad. Morirán como han vivido, sin Dios, y los padres serán llamados a responder por la pérdida de sus almas. Padres y madres, necesitáis buscar a Dios por la mañana y por la noche, en el altar de la familia, para que podáis aprender a enseñar a vuestros hijos sabia, tierna y amorosamente. Si hubo tiempo en el que cada casa debiera ser una casa de oración, es ahora. Predominan la incredulidad y el escepticismo. Abunda la inmoralidad. La corrupción penetra hasta el fondo de las almas y la rebelión contra Dios se manifiesta en la vida de los hombres”.

ORACIÓN

PADRE, INTERCEDEMOS POR TODOS LOS PADRES Y MADRES PARA QUE PUEDAN ENSEÑAR A SUS HIJOS A AMAR A DIOS CON TODO SU SER. Y QUE PUEDAN HACER LOS CULTOS MATUTINOS Y VESPERTINOS CON SUS HIJOS. POR JESÚS, AMÉN.

Loading

Más por Explorar

¿Quieres Saber más de nosotros?

ÚNETE A LA FAMILIA