DEUTERONOMIO 25 – 10 JULIO 2022

Tiempo de lectura: 2 minutos

CONOCER LA LEY DEL LEVIRATO O DEL RESCATE


VERSÍCULO PARA MEMORIZAR

“Cuando dos hombres tengan un pleito, se presentarán ante el tribunal y los jueces decidirán el caso, absolviendo al inocente y condenando al culpable” (Ver. 1).


COMENTARIO HISTÓRICO – CAPÍTULO 25 DE DEUTERONOMIO

En este capítulo se añaden nuevas leyes:

1.Los jueces debían aplicar los castigos de acuerdo con la gravedad de la falta. En los casos más extremos, cuando el culpable debía recibir azotes, el límite eran cuarenta. Por esta razón, para no excederse en el castigo, se acostumbraba a dar treinta y nueve;

2.No solo las personas debían recibir el pago de su salario en forma diaria, sino que Dios hizo provisión hasta para los animales. Cuando se usaban a los animales para que con sus patas pueden desgranar el trigo o la cebada, no se les debía poner bozal, lo que comieran mientras trillaban la semilla, debía considerarse como su salario;

3.La ley del levirato o ley de redención se aplicaba cuando moría el esposo y no había dejado descendencia. El hermano del difunto debía casarse con la esposa de su hermano. El niño que naciera de este nuevo matrimonio llevaría el nombre del difunto, para que ese nombre no sea borrado del Israel. El caso más conocido de levirato fue el matrimonio entre Booz y Rut.

4. Tipológicamente el levirato se cumplió con Cristo, quien, por ser nuestro Creador, se convirtió en nuestro hermano y pariente cercano para rescatarnos del pecado y no muramos eternamente.

CITA SELECTA – FE Y OBRAS, PÁG.96

“Mediante Cristo, se dan al hombre tanto restauración como reconciliación. El abismo abierto por el pecado ha sido salvado por la cruz del Calvario. Un rescate pleno y completo ha sido pagado por Jesús en virtud del cual el pecador es perdonado y es mantenida la justicia de la ley. Todos los que creen que Cristo es el sacrificio expiatorio pueden ir y recibir el perdón de sus pecados, pues mediante los méritos de Cristo se ha abierto la comunicación entre Dios y el hombre. Dios puede aceptarme como su hijo y yo puedo tener derecho a Él y puedo regocijarme en Él como en mi Padre amante. Debemos centralizar nuestras esperanzas del cielo únicamente en Cristo, pues Él es nuestro Sustituto y Garante… La fe genuina se apropia de la justicia de Cristo y el pecador es hecho vencedor con Cristo, pues se lo hace participante de la naturaleza divina, y así se combinan la divinidad y la humanidad”. 

ORACIÓN

PADRE, TE DAMOS GRACIAS PORQUE TUS LEYES SIRVEN PARA VIVIR EN PAZ CON EL SER HUMANO Y CONTIGO. GRACIAS POR LA ENSEÑANZA LA LEY DEL LEVIRATO Y POR TU HIJO FUE QUIEN NOS RESCATÓ DEL PECADO. POR JESÚS, AMÉN. 

Loading

Más por Explorar

¿Quieres Saber más de nosotros?

ÚNETE A LA FAMILIA