Cirugía robótica de válvula cardíaca brinda a paciente segunda oportunidad de vida

Blog abril 5, 2021
Escuchar el Post
Tiempo de lectura: 4 minutos

Procedimiento coloca a Loma Linda University Health a la vanguardia de atención médica de primera clase.

3 de abril de 2021 | Por Lisa Aubry, Loma Linda University Health News

Everett Roberts, un residente de Pomona, California, Estados Unidos, se sintió muy desanimado al escuchar de los médicos de una institución de salud, que solamente tenía un 40 por ciento de probabilidades de sobrevivir a una cirugía a corazón abierto para reparar una válvula que le estaba fallando. Sin embargo, el ánimo de este veterano de 71 años se levantó cuando el cirujano cardio toráxico, Joshua Chung, le ofreció una opción más segura y menos invasiva —la reparación de la válvula mitral a través de cirugía robótica.

“El Dr. Chung me informó que las posibilidades de que las cosas fueran mal representaban de 1 a 2 por ciento; y eso era mucho mejor que 40 por ciento del índice de sobrevivencia”, dijo el paciente Roberts. Me estremezco al pensar cómo casi pudieron haber sido las cosas si no hubiera acudido a Loma Linda University Health para mi atención médica”.

Situada en el lado izquierdo del corazón, una válvula mitral requiere reparación cuando ya no le es posible funcionar adecuadamente debido a una fuga o derrame que hace que la sangre se devuelva del corazón a los pulmones. Ese era el caso de Everett Roberts, cuya válvula mitral estaba hacienda que se escapara la mitad de su sangre oxigenada de regreso a sus pulmones.

Muy pronto tuvo dificultades para correr su rutinario curso de ocho kilómetros cada tercer día, como lo había hecho la mayor parte de su vida. No satisfecho con el alto riesgo de una operación a corazón abierto, juntamente con su diagnosis de leucemia linfocítica crónica (CLL, por sus siglas en inglés), el paciente Roberts dijo que había procurado atención de médicos en Loma Linda University Health (LLUH) que podrían proveerle reparación robótica de su válvula mitral.

Durante una reparación mecánica de válvula mitral, las manos de un cirujano controlan el movimiento de los instrumentos quirúrgicos conectados a los delgados brazos robóticos de una máquina. El procedimiento deja incisiones de unos cinco centímetros en el costado derecho del pecho, en oposición a los 15 a 20 centímetros de cicatrices en medio del pecho a lo largo del esternón, comunes en las operaciones tradicionales a corazón abierto. Además de mucho más pequeñas incisiones, el Dr. Chung explica que las reparaciones de válvula mitral llevadas a cabo en forma robótica, tienen todavía otras ventajas sobre las cirugías a corazón abierto practicadas a pacientes, incluyendo menos invasión y riesgos, reducción de estrés del organismo, período de recuperación más acelerado y resultados excelentes.

“Si no hubiera acudido a LLU, no podría estar haciendo las cosas que me gusta hacer”, dijo el paciente Roberts. “Ese procedimiento no invasivo cambió mi vida, mejorándola; estoy bien seguro de eso. Le aconsejo a cualquier persona que tiene la opción de dicho procedimiento, que definitivamente se someta al mismo”.

Mientras que, antes de la cirugía, el paciente Roberts apenas si podía caminar 1.6 km, informa ahora que ha logrado caminar un total de 260 km en los cuatro meses después de su cirugía; además de practicar motocross o ciclismo de montaña y golf. “Reparador” por naturaleza, con buenas destrezas manuales, Everett Roberts dijo que desde entonces ha sido capaz de llevar a cabo algunos proyectos en su hogar, tales como afinación de motocicletas y armar un soplador de nieve para usarlo en su cabaña en la montaña. Pero sobre todo, afirma que valora y aprecia el tiempo que ha sido capaz de pasar con sus seres amados, incluyendo su esposa, hijos y nieto.

Roberto y su hijo en jornada moto cross en Tailandia. [Imagen: cortesía de Everett Roberts]

Everett Roberts llegó a ser el cuarto paciente que se sometió al procedimiento mencionado en ese hospital, en octubre de 2020. Dijo que apreciaba mucho las habilidades de comunicación y compasión del equipo profesional que lo atendió, las cuales experimentó sobre todo cuando los enfermeros oraron con él durante su estancia en el hospital. Habiendo crecido como adventista del séptimo día, dijo que ese gesto conmovedor lo había tocado muy profundamente.

“Gracias al Dr. Chung y al equipo que me atendió, puedo tener un futuro largo y saludable”, dijo el paciente Roberts.

Desde su primer reemplazo robótico de válvula mitral, en septiembre de 2020, el Instituto Internacional del Corazón de la Universidad Loma Linda, ha sido el único centro que ofrece este procedimiento en la región; un servicio que el Dr. Chung dice que es de gran beneficio para residentes de esta región, que ya no necesitan viajar hasta lugares lejanos para obtener la atención que necesitan.

“Estamos listos para llevar a cabo más de estos procedimientos y continuar ayudando a los pacientes cuya vida puede salvarse a través de esta clase de intervención”, dijo.

La versión original de esta historia se publicó en el sitio de noticias de Loma Linda University Health.

Traducción – Gloria A. Castrejón

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Síguenos en los medios sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja un comentario