ABORTO

Adultos julio 5, 2022
Escuchar el Post
Tiempo de lectura: 3 minutos

Más allá de la maraña ideológica.

“La Corte Suprema de Estados Unidos revocó un fallo que protegía el derecho al aborto en todo el país”. Así titulaba un periódico sudamericano este hecho histórico. El canal de noticias CNN lo explicaba de esta manera: “La Corte Suprema de Estados Unidos anuló este viernes el caso Roe contra Wade, al considerar que ya no existe el derecho constitucional federal al aborto. Estamos ante la decisión más importante del Tribunal Supremo en décadas. A partir del fallo, el derecho al aborto lo determinarán los Estados, a menos que el Congreso actúe. Casi la mitad de los Estados ya han aprobado o aprobarán leyes que prohíben el aborto, mientras que otros han promulgado medidas estrictas para regular el procedimiento”.

Esta medida fue recibida por la sociedad de diversas maneras, dependiendo del lado de la grieta ideológica en que se paran las personas. Normalmente, la “derecha conservadora” aplaude este tipo de medidas, mientras que son rechazadas por la “izquierda liberal”.

Como cristianos, tenemos algo que decir. El último documento de la Iglesia Adventista se posiciona claramente:

“La Iglesia Adventista del Séptimo Día considera que el aborto no está en armonía con el plan de Dios para la vida humana. Afecta al ser antes de nacer, a la madre, al padre, a los miembros cercanos o lejanos de la familia, a la familia de la iglesia y a la sociedad, con consecuencias a largo plazo para todos. Los creyentes buscarán confiar en Dios y seguir su voluntad, sabiendo que él tiene en mente los mejores intereses.

“Aunque no apoye el aborto, la iglesia y los miembros son llamados a seguir el ejemplo de Jesús, quien estaba ‘lleno de gracia y de verdad’ (Juan 1:14), para (1) crear una atmósfera de amor verdadero y lleno de gracia, cuidado pastoral bíblico y apoyo amoroso a los que enfrentan decisiones difíciles relacionadas con el aborto; (2) solicitar la ayuda de familias funcionales y comprometidas, y educarlas para que presten asistencia a individuos, matrimonios y familias en dificultades; (3) alentar a los miembros de la iglesia a abrir sus hogares a las personas necesitadas, incluyendo padres solteros, hijos sin padres y niños adoptivos o que esperan ser adoptados; (4) cuidar profundamente y apoyar de varias formas a las mujeres embarazadas que deciden quedarse con sus hijos que aún están en gestación; y (5) ofrecer apoyo emocional y espiritual a las que por diversas razones abortaron o fueron obligadas a abortar y pueden estar sufriendo física, emocional y/o espiritualmente”.

Podríamos decir que, como adventistas, estamos más cerca de esta decisión de la Corte Suprema que con la jurisprudencia anterior. Sin embargo, debemos evitar que la sociedad asuma que estamos de acuerdo con la ideología que impulsó estos cambios o con el partido político que los promueve. Después de todo, este mismo tribunal se negó rotundamente a legislar sobre la posesión de armas. Los de la “izquierda” acusan a los de la derecha de querer que nazcan todos los bebés, solo para que luego esos niños sean asesinados en masa por las armas que ellos mismos se niegan a restringir. Y los de la “derecha” acusan a la izquierda de querer proteger la vida de los niños al restringir el acceso libre a las armas de fuego (para evitar tiroteos y matanzas en masa tal como se dan en EE. UU.), pero permiten el “asesinato en masa” de bebés por medio del aborto.

Como remanente, hemos sido llamados a ser la voz profética en esta última generación, pero no desde la maraña política e ideológica, sino desde la Biblia y desde el triple mensaje angélico para el final de la historia. En el camino, tenemos mucho que decir con respecto a los temas sociales, pero lo hacemos desde una distancia prudente, firmemente asentados sobre Cristo, la Roca de los siglos, y su segura Palabra profética.

La entrada ABORTO se publicó primero en REVISTA ADVENTISTA.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Síguenos en los medios sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja un comentario