1 SAMUEL 16 – 22 SETIEMBRE 2022

Tiempo de lectura: 2 minutos

DIOS NO SE FIJA EN NUESTROS RASGOS FÍSICOS, ANALIZA NUESTRA DISPOSICIÓN AL SERVICIO


VERSÍCULO PARA MEMORIZAR

“Pero el Señor le dijo: No te fijes en las apariencias ni en su buena estatura. Lo rechazo. Porque Dios no ve como los hombres, que ven la apariencia. El Señor ve el corazón” (Ver. 7).


COMENTARIO HISTÓRICO – 1 SAMUEL CAPÍTULO 16

El primer rey que Dios eligió para Israel, era el más alto, y no había otro que tuviera mejores rasgos físicos que Saúl. Sin embargo, Saúl a través de su reinado no desarrolló las cualidades espirituales y morales para ser el rey de Israel. Con la elección de Saúl, Dios quería enseñar que lo exterior no es preponderante para ser elegido líder. La elección del segundo rey fue diferente, Dios eligió a un rey “conforme a su corazón”.

Dios quiso enseñar una lección a Samuel y a todas las personas que tienen que elegir líderes para que dirijan a su iglesia. Le pidió a Samuel que vaya a la ciudad de Belén, para ungir a uno de los hijos de Isaí como rey. Cuando Samuel vio la fisonomía de Eliab, el primogénito de Isaí, supuso que éste sería el futuro rey, sin embargo, Dios le dice: “No te fijes en las apariencias ni en su buena estatura. Lo rechazó. Porque Dios no ve como los hombres que ven la apariencia.El Señor ve el corazón”.

La elección recayó en el más joven de los hijos de Isaí, quien se desempeñaba como pastor de ovejas. Además, tocaba el arpa y era compositor de canto.  

CITA SELECTA – PATRIARCAS Y PROFETAS, PÁG.626

“Ninguna belleza exterior puede recomendar el alma ante Dios. La sabiduría y la excelencia del carácter y de la conducta expresan la verdadera belleza del hombre; el valor intrínseco y la excelencia del corazón determinan que seamos aceptados por el Señor de los ejércitos. ¡Cuán profundamente debiéramos sentir esta verdad al juzgarnos a nosotros mismos y a los demás! Del error de Samuel podemos aprender cuán vana es la estima que se basa en la hermosura del rostro o la nobleza de la estatura. Podemos ver cuán incapaz es la sabiduría del hombre para comprender los secretos del corazón o los consejos de Dios, sin una iluminación especial del cielo. Los pensamientos y modos de Dios en relación con sus criaturas superan nuestras mentes finitas; pero podemos tener la seguridad de que sus hijos serán llevados a ocupar precisamente el sitio para el cual están preparados, y serán capacitados para hacer la obra encomendada a sus manos, con tal que sometan su voluntad a Dios”. 

ORACIÓN

QUERIDO PADRE, TE DAMOS GRACIAS PORQUE NO TOMAS EN CUENTA NUESTRA FISONOMÍA PARA ELEGIRNOS. QUE, POR TU GRACIA, PODAMOS CULTIVAR LAS CUALIDADES INTERNAS PARA SER APROBADOS POR TI. POR JESÚS, AMÉN.

Loading

Más por Explorar

¿Quieres Saber más de nosotros?

ÚNETE A LA FAMILIA